?
¿Por qué registrarme?
Recibirás nuestras newsletters con la información para tu momento del embarazo o la crianza.
Al identificarte en dodot.com te ofreceremos información personalizada.
Podrás participar en la Comunidad Dodot.
Con un sólo registro tendrás acceso a Dodot, Kandoo y Happyjama.
Identifícate
Lo sentimos, pero en este momento estamos trabajando en mejoras de la web y no puedes identificarte.
Vuelve pronto, por favor.
¡Muchas gracias!
Lamentamos mas neste momento estamos a trabalhar para implementar melhorias na web e não podes identificar-te.
Tenta de novo em breve.
Muito obrigado!
Dodot.com
fala português?
Selecciona un tema:
Selecciona una etapa:

Artículos

Seguridad para los niños en el coche de 0 a 36 meses

1 votos

Consideraciones generales

Consideraciones sobre los diversos tipos de asientos de seguridad

Seguridad para los niños en el coche de 0 a 36 mesesLos sistemas de retención infantil (SRI) son aquellos dispositivos que permiten a los bebés y niños viajar de forma segura dentro de un automóvil. Hasta que tenga 12 años o 1,35m de estatura, la ley exige utilizar estos sistemas en sus desplazamientos.

Los asientos y sistemas de seguridad pasiva de los vehículos no han sido diseñados para las necesidades específicas de los bebés y niños pequeños, y por ello es imprescindible el uso de estos dispositivos. En el caso de los bebés hasta los 2 años, la cabeza es proporcionalmente muy grande respecto al resto del cuerpo de modo que su columna, especialmente el área cervical, requiere una protección especial.

Los sistemas de retención infantil usados adecuadamente pueden reducir hasta en un 75% el riesgo de lesiones.

 

Recomendaciones generales

El airbag debe estar siempre desactivado. Esto es especialmente importante si el bebé viaja en sentido contrario a la marcha.

El sistema de seguridad infantil debe ser utilizado siempre, incluso en los trayectos más cortos.

Se recomienda que los niños viajen en el sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible; preferentemente hasta los 4 años.

El cinturón o arneses nunca deben ir retorcidos o doblados.

La cabeza del niño nunca debe sobresalir por encima del respaldo de la sillita. Si esto ocurre, indica que es hora de pasar a los sistemas de retención de un grupo superior.

 

Recomendaciones para adquirir un sistema de retención infantil

La silla siempre ha de estar homologada: busca la etiqueta con la E que te indicará para qué vehículos es válida y el peso de los niños que pueden utilizarla.

Prueba la silla que estés pensando adquirir con tu bebé y valora su comodidad y adaptación, garantizando así que acepte ir anclado.

Comprueba que la silla se adapte perfectamente al asiento de tu automóvil y a los cinturones de seguridad.

Solicita que te expliquen las instrucciones de instalación y valora positivamente las que sean más sencillas.

Si tu vehículo lo incorpora, el sistema de anclaje ISOFIX es el más seguro y práctico. Además, garantiza la correcta sujeción.

 

Correcta sujeción de los sistemas de retención infantil

En todos los casos, la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula sobre el hombro y bien pegada al pecho, mientras que la banda ventral ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera.

Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño debe seguir utilizando un asiento elevador. Nunca se debe ir con la banda debajo del brazo o detrás de la espalda.

El asa forma parte de la seguridad de la silla, es importante colocarla según las instrucciones del fabricante. El cinturón o arnés de sujeción debe quedar ajustado y sin holguras, para que el bebé esté cómodo y bien protegido.

A continuación explicaremos las características principales básicas de los diversos tipos de asientos de seguridad para niños en el coche, según su edad y peso.

 

Grupo 0 (hasta los 12 meses)

Capazo o cuco homologado, únicamente para bebés

  • Solamente pueden utilizarse en el asiento posterior del coche.
  • Deben situarse en posición horizontal y transversal a la marcha.
  • Deben tener dos bandas de sujeción en el cuerpo del bebé.
  • Se sujetan a través del sistema de anclaje ISOFIX o los dos cinturones de seguridad.

 

Grupo 0+ (hasta los 18 meses o 13 kg)

Asientos únicamente para bebés (tipo "maxi-cosi")

  • Pueden colocarse en el asiento trasero o delantero, siempre que el airbag del asiento de acompañante esté desactivado.
  • Siempre deben situarse en sentido contrario a la marcha del vehículo.
  • Se sujetan a través del sistema de anclaje ISOFIX o el cinturón de seguridad.
  • Son portátiles, pequeños y se ajustan mejor a los recién nacidos.
  • Deben quedar situados con una inclinación inferior a 45°.
  • El cierre central debe quedar en el tórax del niño, no en el cuello ni en el abdomen.

 

Grupo 0-1 y 1 (hasta los 4 años o 18 kg)

Asientos convertibles

  • Son mayores y más pesados, pero se pueden utilizar durante más tiempo.
  • Deben instalarse en el automóvil y comprobar siempre que estén bien fijadas antes de sentar al niño.
  • Pueden usarse de manera que el bebé quede mirando hacia atrás o hacia adelante. El mayor tiempo posible, preferiblemente hasta los 4 años, se recomienda que el bebé viaje en sentido contrario a la marcha.
  • Se sujetan a través del sistema de anclaje ISOFIX o el cinturón de seguridad.
  • Cuando el niño queda mirando hacia atrás, las ranuras superiores del arnés deben quedarle por debajo o a nivel de los omoplatos. Cuando se usan mirando adelante, deben estar a nivel o por encima.
  • El cierre central debe quedar en el tórax del niño, no en el cuello ni en el abdomen.

 

Sistema ISOFIX

El sistema ISOFIX es un sistema de sujeción entre las sillas de seguridad infantiles y los asientos de vehículos que simplifica esta operación.

El asiento de seguridad infantil incorpora unos anclajes que se enganchan en unos conectores situados en el asiento del coche, entre el respaldo y el propio asiento.

ISOFIX simplifica la operación de anclar la silla de forma segura al vehículo, evitando errores de montaje o de tensado de los sistemas de retención, como puede ocurrir con el cinturón de seguridad. El ISOFIX es un sistema de anclaje que regula de forma universal la instalación de una silla de seguridad infantil, y reduce los riesgos de errores en el uso.

Las sillas de seguridad que incorporan el sistema ISOFIX cuentan con sistemas de sujeción adicional, ya que si solo anclamos la silla por la parte inferior, corremos el riesgo de que el sistema se vuelque hacia delante por el peso del niño. Por ello, junto a los dos anclajes del asiento, ISOFIX cuenta con un tercer punto de anclaje, llamado Top Tether, y que puede encontrarse en la parte trasera del asiento, junto al reposacabezas, o en el suelo del maletero. En sustitución del tercer punto de anclaje, existen modelos que cuentan con una pata de apoyo que sujeta la silla al suelo del vehículo, de forma que impide su vuelco.

Cada vez más, los fabricantes de vehículos y de sistemas de retención infantil van incorporando este sistema en sus productos. Antes de comprar una silla, comprueba si tu vehículo permite este sistema de sujeción. Si no es así, puedes hacer uso de los cinturones de seguridad del vehículo, también muy seguros, pero que requieren una mayor atención en su montaje.

 

Prematuros y niños pequeños

Los más adecuados son los asientos únicamente para bebés (tipo "maxi-cosi") que tengan menos de 12.5 cm desde la salida de la correa de la entrepierna al espaldero del asiento (evitan que el niño pueda escurrirse hacia abajo) y menos de 25 cm desde la salida superior de la correa del arnés hasta la parte inferior del asiento (evitan que el arnés se cruce sobre las orejas del bebé).

Además, será necesario colocar toallas enrolladas como apoyo a ambos lados del niño para centrarlo en el asiento, y en la entrepierna para evitar que pueda escurrirse hacia abajo.

También el cuco es una buena alternativa en cuanto a seguridad, siempre que sea homologado, situado en el asiento trasero en posición horizontal, sujetado al coche con los dos cinturones de seguridad, y con dos bandas de sujeción en el cuerpo del bebé.

Está, sobre todo, indicado para las 2 a 4 primeras semanas de vida y especialmente para bebés prematuros u otros con hipotonía, que tardarán en sostener todavía la cabeza y la parte superior del tronco.

 

Niños de menos de 13 kg de cualquier edad, o de menos de un año y de cualquier peso

  • Hay que llevarlos siempre en sentido contrario al de la marcha.
  • Durante los primeros meses de vida se aconseja utilizar asientos únicamente para bebés (tipo "maxi-cosi"). Alternativamente, pueden utilizarse asientos convertibles.
  • Cuando ya pesen más de 10 kg, pero todavía no hayan cumplido el año, deberán utilizar un asiento convertible homologado para niños de más de 10 kg.

 

Niños de más de 13 kg y más de un año de edad

Lo más adecuado es el asiento convertible. Cuando el niño sea lo suficientemente mayor como para ir mirando hacia adelante (una vez alcance los 15 kg), habrá que realizar tres ajustes:

  • Situar las correas de la espalda en la posición en que queden por encima de sus omoplatos.
  • Colocar el asiento en posición recta.
  • Pasar el cinturón de seguridad del vehículo a través de las ranuras de la parte delantera de la sillita.

 

Niños de más de 20 kg y niños de menos, pero cuyas orejas alcanzan la parte superior del asiento convertible previo

Lo más adecuado será la silla elevadora o asiento hacia delante.

  • El asiento hacia delante sin bandeja se utiliza con el cinturón de la espalda y el cinturón pélvico. Lo que hace es elevar al niño para que el cinturón de seguridad del coche se le ajuste correctamente.
  • El asiento hacia delante con bandeja se utiliza cuando el vehículo solamente tiene cinturón pélvico y no de espalda. Al no ofrecer suficiente protección en la parte superior del cuerpo, no resulta adecuado para niños de más de 20 kg.

 

¿Cuándo podemos llevar al niño sin sillita?

  • Normalmente, deberá pesar más de 40 kg o medir más de 150 cm.
  • El cinturón de seguridad del coche deberá quedarle sobre el hombro y no sobre el cuello.
  • El cinturón pélvico deberá quedarle sobre la pelvis y no sobre el abdomen.
  • La zona tras las rodillas deberá adaptarse bien a la parte anterior del asiento.

 

Fuente:

Dirección General de Tráfico (DGT), 2013

Compartir por email

close

Escribe aquí las direcciones email a las que quieres enviar la información
una a una y ve añadiendolas a la lista:

Añadir

Vas a enviar un email a las siguientes direcciones:

    Tu nombre: ¿Cual es tu email? Enviar