Mírame en el espejo

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Mírame en el espejo

Un bebé adora su propio reflejo en el espejo y puede pasar largo rato observándose a sí mismo. A esta edad, todo lo que necesita para divertirse es una superficie reflectora... o varias. A continuación explicamos algunos sencillos juegos con espejo, que con toda seguridad captarán la atención del niño.

  1. Acurruca al niño en tu regazo y sujeta una superficie reflectora delante de sus ojos. Puedes utilizar un espejo o papel de aluminio.
  2. Observa su reacción a los destellos de luz. Es posible que intente coger las imágenes que parecen danzar delante de él. También puedes ponerte con el niño delante de un espejo, con su cara junto a la tuya.
  3. Haz caras raras y observa su reacción: seguro que ambos os divertiréis muchísimo.

Este tipo de juegos son muy útiles en los viajes. Puedes llevar un pequeño espejo de mano en el bolso o improvisar un juguete brillante. Por ejemplo, puedes utilizar un trozo de papel de aluminio para envolver una revista, un folleto publicitario, una cuchara, un palo o un dedo y balancearlo en el aire delante del niño

Gracias a los juegos con superficies reflectoras, los niños pequeñitos van tomando conciencia de su cuerpo y de sus expresiones faciales. Piensa en esta actividad como en una "conversación" visual que el niño mantiene contigo o consigo mismo.
 

Pañales

Dodot Happyjama Niñas

Happynoches con Happyjama de Dodot