El resfriado en niños y consejos sobre la tos en niños de 0 a 36 meses

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

El resfriado en niños y consejos sobre la tos en niños de 0 a 36 meses

El resfriado común. Consejos sobre la tos.

El resfriado común es en realidad un conjunto de infecciones víricas que afectan a los conductos nasales y a la garganta, y que producen los típicos síntomas (de intensidad y duración variables) del resfriado: los primeros días, el niño tiene mocos de color claro o transparente (como agua), la nariz tapada, estornuda de vez en cuando y se queja de dolor o picor de garganta; también puede presentar una fiebre moderada (menor de 39°), y una tos seca irritativa, frecuente y molesta que le impide dormir bien. Además, los niños suelen quejarse de que se sienten enfermos y cansados.

Algunos niños incluso se quedan afónicos y se les irritan los ojos, mientras que los niños mayores suelen tener también dolor de cabeza. No es infrecuente que existan síntomas digestivos acompañantes, como diarrea, algún vómito y una sensación de poco apetito (la nariz tapada hace que comer les resulte incómodo).

Estas sensaciones tan molestas mejoran en unos 3 días o al cabo de una semana, aunque la secreción nasal se hace más espesa y pasa a ser amarilla o verdosa, y la tos continúa varios días más (sobre todo por la noche) y se hace más "productiva" (parece de pecho y "arranca" mucosidades que no se ven porque se las tragan siempre). Los síntomas suelen desaparecer en unos 10 días, pero la duración total del resfriado oscila entre 7 y 15 días.


Causas

Hay más de 200 tipos distintos de virus del resfriado, los más frecuentes de los cuales son del grupo de los rhinovirus, por eso no sorprende que los niños cojan esta enfermedad frecuentemente.

La época del año típica en que aparecen los resfriados es de septiembre a mayo, periodo durante el cual se pasa una media de 4 a 8 resfriados, aunque esto depende de varios factores, como la edad y la asistencia o no a la guardería del niño (factor determinante en el contagio de resfriados).

Por norma general, si el niño va a la guardería antes del año, cogerá 1 resfriado por semana; si va antes de los 2 años, 1 cada 2 semanas, y así sucesivamente. A los niños que tienen resfriados frecuentes, normalmente no les pasa nada malo, especialmente si van creciendo bien y no han tenido complicaciones derivadas de ellos. No te preocupes demasiado por ello.

Existe la creencia común de que los niños se constipan porque "han pasado frío", "por salir con el pelo mojado", "por la corriente de aire" o "por el aire frío", pero éstas sólo son creencias sin fundamento. En realidad, lo que ocurre es que los virus que causan el resfriado común están más presentes durante los meses de frío. El contagio se produce de niño a niño y está favorecido por la convivencia en colectividades (colegios y especialmente guarderías).


Complicaciones

La idea de que las complicaciones se deben a "resfriados mal curados" es errónea, ya que no hay ningún tratamiento efectivo frente a ellos y sólo queda esperar a que las defensas del niño venzan al virus, cosa que suele suceder casi siempre sin ningún problema. La complicación más común es la infección de oído, que suele sospecharse porque el niño se queja de dolor de oído, o se lo toca con frecuencia, o está más irritable. La fiebre puede reaparecer o no.

La neumonía (o pulmonía) es una rara complicación que hace que el niño respire de forma rápida (más de 40 veces por minuto) y trabajosa (se puede ver claramente cómo el pecho le sube y baja) y que la fiebre supere los 39°. Las sinusitis son poco frecuentes en niños pequeños, y suelen dar fiebre, dolor de cabeza, mal aliento y ojeras. Se detectan porque el niño parece haber empeorado del resfriado anterior y su secreción nasal continúa siendo espesa, amarilla o verde, más o menos abundante más allá de los 7-10 días del resfriado normal.


Artículos relacionados:


Toallitas

Toallitas Dodot

Limpieza y cuidado en una sola pasada