Mi hija se sale de la cuna ¿debe dormir en una cama?

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Mi hija se sale de la cuna ¿debe dormir en una cama?

A los niños activos les gusta salirse de la cuna a esta edad, y es imposible detenerlos. Pueden hacerse daño si caen, pueden quedar aprisionados en los barrotes, caminar por la casa e incluso salir.

Si ya pusiste el colchón de la cuna en la posición más baja, puedes ganar más tiempo con una cuna parque. Sin embargo, éstas son caras y tienen una vida útil limitada. También puedes bajar completamente las barandillas y usar la cuna como una cama grande. Otra posibilidad es cambiar ahora a tu hija a una cama grande.

Las barandillas impedirán que ella se caiga de la cama, pero aún existe la posibilidad de que logre bajarse. Acuéstala con un pijama similar a un saco de dormir infantil para disminuir un poco su actividad. En todo caso, es necesario que le enseñes a quedarse en su habitación hasta que tú vayas y la levantes. Procura que su habitación ofrezca la máxima seguridad de manera que si ella se levanta, no tengas que preocuparte de que se haga daño.

Establece un área "a prueba de niños" con algunos libros o juguetes silenciosos con los que ella pueda entretenerse cuando se despierte. Puedes instalar un avisador electrónico en la puerta o un intercomunicador en el cuarto para que te avise cuando ella esté en pie. Si todavía está oscuro, vuelve a acostarla sin hacer comentarios, aunque tengas que hacerlo cien veces hasta que capte el mensaje. Tal vez podrías dejar la hora de acostarse para más tarde, si tu pequeña constantemente se levanta muy temprano en comparación con el resto de la familia. Las siestas prolongadas disminuyen el sueño nocturno.

También se puede usar como barrera una reja o una puerta de dos paneles horizontales. Algunas familias tienen que instalar una cerradura de gancho en la puerta para mantener a los niños alejados del peligro. Detesto encerrar a los niños en sus dormitorios, pero para algunos es la única solución posible. A esta edad, tu pequeña de 20 meses tiene que permanecer en su habitación, para evitar el riesgo de que salga sin tu supervisión.