¿Que mi hija suela chuparse el pulgar afectará a sus dientes finales?

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

¿Que mi hija suela chuparse el pulgar afectará a sus dientes finales?

La mayoría de los dentistas recomienda no preocuparse porque los niños suelen chuparse el pulgar y nunca hasta los cinco años. Para ese momento, la mayor parte de los niños ha desarrollado otras formas de controlar el estrés y de tranquilizarse. Es muy probable que la presión de sus compañeros y el mismo desarrollo se encarguen de ese problema.

Puede resultar difícil que tú interrumpas el hábito de tu hija si ella aún lo necesita. Mientras más atención le prestes y más la presiones para que deje de hacerlo, más se chupará el dedo. No la regañes ni le saques el dedo de la boca, tampoco le pegues en la mano ni la castigues de forma alguna. Podría darse, incluso, que esas reacciones sólo aumentaran el deseo de la niña de chuparse el dedo. Si lo hace cuando está aburrida, distráela. A medida que se acerca la edad escolar, ella podrá, junto contigo, tratar de dejar el hábito, a menos que tú lo hayas convertido en un problema entre ambas.