Asistencia en el parto

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Asistencia en el parto

Una de las mejores maneras de convertir el parto en una experiencia positiva es contar con personas que te ayuden a satisfacer tus necesidades físicas y emocionales. Puedes recurrir a tu pareja, tu madre o tu mejor amiga.

Sin embargo, también necesitarás una persona independiente, que permanezca contigo y te preste asistencia profesional experta. Muchas sociedades disponen de este tipo de personas, habitualmente mujeres, que están preparadas para ayudar a la mujer durante el parto. En nuestro medio, este papel lo desempeña la comadrona.

Las ventajas de una asistencia profesional continuada.

A lo largo de la historia, las futuras madres han tenido a su lado mujeres para ayudarles durante el parto. Recientes estudios realizados en todo el mundo han documentado lo que las mujeres saben desde hace siglos: la asistencia durante el parto tiene ventajas tanto para la madre como para el bebé. Algunas de estas ventajas son las siguientes:

  • Menor duración del parto.
  • Menor ansiedad y tensión.
  • Menor necesidad de medicación analgésica o anestésica.
  • Menos complicaciones.
  • Menos intervenciones especiales, como los fórceps o la cesárea.
  • Sentimientos más positivos acerca del parto.
  • Mayor autoestima y sensación de control.
  • Mayor vínculo entre la madre y el bebé.

Lo que hacen las comadronas.

Una buena comadrona respaldará tus deseos en relación con el parto. Ella comprende los aspectos físicos y emocionales del parto y te proporcionará la información que necesites durante el alumbramiento. Te cuidará y confortará y te explicará técnicas que aliviarán tus molestias y dolores. Por ejemplo, quizá te recomiende cambiar de posición, se ofrezca a hacerte un masaje o te explique cómo poner en práctica una técnica especial de relajación, como la respiración rítmica.

Pregunta por la asistencia durante el parto cuando visites el paritorio y haz hincapié en que deseas contar con la asistencia continuada de tu comadrona si es posible.

Recuerda que la comadrona no está para sustituir a tu pareja o amiga. Su presencia es complementaria. Si no tienes una pareja que te apoye, esta clase de asistencia es particularmente importante, pero también es muy útil para la mujer que cuenta con la presencia de un miembro de su familia.

Artículo realizado por Elaine Zwelling y el Dr. Jim Thornton.

Toallitas

Toallitas Dodot Sensitive

Especialmente diseñada para las pieles sensibles