Jugar a bañar a los muñecos

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Jugar a bañar a los muñecos

Invita al niño/a a dar un baño a sus muñecos. Disfrutará con una experiencia que le es familiar (el baño), pero en su nuevo papel de mamá o papá con sus muñecos.

Echa unos 10 cm de agua templada en una bañera de bebé (tal vez la que le ha quedado pequeña a tu bebé), o en una palangana. Coloca la bañera sobre una mesa baja y sólida o en el suelo. Pon una toalla bajo la bañera por si se derrama agua y una esterilla o periódico bajo los pies de tu hijo/a para evitar que resbale. Dale una esponjita, una pastillita de jabón y un frasco de champú de viaje. Prepara una toalla seca y una muda para el muñeco. Quizá te convenga tener también una toalla para el niño/a. Mientras lava el muñeco, háblale de lo que está haciendo ("Qué bien estás bañando a tu muñeco...") y refuerza su conducta cariñosa.

De esta manera, se fomenta la emotividad y se ayuda al niño/a a entender su aptitud como cuidador mientras baña con esmero a su muñeca para que no le entre jabón en los ojos. Esta es una actividad muy bonita para un niño o niña que ha tenido (o pronto va a tener) un nuevo hermanito. Le da la oportunidad de expresar algunas de las cosas que siente en un momento tan importante.