¿Es normal que mi hijo tenga la piel seca y se le agriete?

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

¿Es normal que mi hijo tenga la piel seca y se le agriete?

La piel normal de un bebé no debe estar seca ni agrietada. Sin verlo de cerca, es difícil saber qué problema tiene, pero aparentemente se trata de un tipo de "piel seca/sensible", como un eccema.
El eccema (término que se usa para describir varios problemas cutáneos) se presenta como una zona seca de la piel y generalmente se encuentra en los pliegues de los codos y las rodillas, y en las muñecas y los tobillos. El eccema se clasifica generalmente en dos tipos: dermatitis atópica y dermatitis de contacto. La primera generalmente afecta a los bebés y niños que son alérgicos o que tienen historial de alergias en la familia.

La dermatitis de contacto, como su nombre indica, ocurre cuando la piel de un bebé entra en contacto con una sustancia que la irrita, ya sea baños de burbujas, jabones fuertes, ciertos tipos de alimentos o telas de lana o que raspan la piel. Debes llevar al niño al pediatra para obtener un diagnóstico definitivo.

Las siguientes sugerencias te ayudarán a mitigar los dos tipos de dermatitis y la piel seca en general.

  • Para combatir su piel seca del niño aplica frecuentemente una loción suave e hidratante. Úsala tan a menudo como sea necesario, pero en especial después de bañar a tu bebé, cuando el emoliente le ayudará a retener la humedad. Esto es doblemente importante en invierno, una vez que empieza la temporada de la calefacción y disminuye la humedad en el interior de los inmuebles.
  • Para que no se te olvide, deja la botella de loción cerca del cambiador y aplícale una pequeña cantidad cuando le cambies el pañal. Para mantenerlo cómodo, evita ponerle ropa apretada, abrigarlo en exceso y usar telas ásperas, que lo rocen, o de lana. En vez de eso, usa ropa de algodón, ligera, suave y sin ataduras. Cuando bañes al niño, usa agua tibia (no caliente). Lávalo suavemente con una esponja y evita usar jabón excepto en la zona del pañal, porque esta sustancia tiende a eliminar los aceites naturales de la piel. Aunque el eccema no se puede curar, se puede controlar y generalmente disminuye o desaparece al segundo año.