Mes 27

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Mes 27

Bebé

Tu bebé ya tiene 27 meses

¿Medalla de oro en lanzamiento de comida?

LOS NIÑOS PEQUEÑOS TIENEN A MENUDO IDEAS PROPIAS RESPECTO A LA COMIDA que se les sirve y de cómo se les sirve, a medida que crecen. Debido a que la alimentación es parte esencial del cuidado de los niños, cuesta encajar que el niño rechace alimentos preparados con tanto cariño. Tranquila: sus caprichos forman parte del comportamiento normal de los niños de corta edad.

Viajes de fantasía.

A esta edad, los niños van y vienen de la tierra de la fantasía con mucha frecuencia. A veces pretenden que viajéis con ellos. Y ésa es una invitación muy especial.

 

El cuidado de los dientes.

Dos veces al día, a partir de los dos años y medio o tres, colocad una pequeña cantidad de dentífrico con bajo contenido en flúor en un cepillo e incentivad al niño para que se cepille los dientes.

A esta edad, es probable que hagáis la mayor parte del trabajo, pero lograréis que adquiera la costumbre de cuidar sus dientes. También es aconsejable que averigüéis la cantidad de flúor que contiene el agua potable. Este contenido varía de acuerdo a la zona en que vivís. En algunas áreas se recomienda administrar diariamente flúor por vía oral que es necesaria para proteger los dientes de los niños y evitar la caries dental. Consultad con el pediatra si el niño necesita suplementos de flúor. Además, localizad un dentista infantil en vuestra zona. Pedid una cita con el dentista cuando tenga entre dos años y medio y tres años o antes, si los dientes del pequeño presentan algún problema.

 

Comportamientos inapropiados.

No debéis tolerar que el niño lance la comida, grite o ensucie a propósito. Si hace estas cosas, es probable que ya haya terminado de comer y que le resulte mucho más divertido llamar la atención y poner a prueba vuestra tolerancia.

Bajadlo de su silla alta para comer y no le permitáis usarla hasta su próxima comida. Los buenos modales en la mesa deben empezar a adquirirse a esta edad.

Si os parece que el niño no está comiendo lo suficiente, no os preocupéis. Los niños, a esta edad (o a cualquier otra), no se mueren ni enferman de hambre. Pero, si aún os preocupa, haced que el pediatra controle su peso.

Caminando como un adulto.

No os sorprendáis si el niño ya nota las diferencias existentes entre los sexos. A la edad de dos años, una niña pequeña ya camina y gesticula como lo hace su madre, mientras que un niño imita los gestos y la forma de caminar de su padre.

Sólo vosotros dos.

Por mucho que queráis al niño y disfrutéis del tiempo que pasáis con él, vosotros también necesitáis pasar tiempo a solas.

Ahora que el niño está creciendo, os resultará más fácil dejarlo al cuidado de un pariente o una niñera, para poder escaparos un fin de semana. Y de todas formas, vuestros familiares también querrán pasar algún tiempo con ese precioso niño. Vuestro hijo aprenderá muchas cosas al compartir con otras personas, siempre y cuando éstas sean sensibles y positivas.

En busca del tesoro.

Si vuestro niño constantemente recoge cosas del suelo, organizad una búsqueda del tesoro. Tomad un puñado de juguetes u objetos que a él le gusten, como lápices, figuras de animales o una barra de jabón, y escondedlos en el jardín o en algún lugar de la sala. Dadle pistas al niño sobre los objetos enterrados o jugad al ""caliente y frío"" para ayudarle en su búsqueda. Vigilad con los caramelos u objetos muy pequeños ya que hasta los 36 meses existe un considerable riesgo de atragantamiento accidental.