Mi hija es intolerante a la lactosa, ¿cómo darle el calcio que necesita?

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Mi hija es intolerante a la lactosa, ¿cómo darle el calcio que necesita?

Cualquier persona puede presentar intolerancia a la lactosa. No dices la edad de la niña, pero esta condición suele presentarse alrededor de los tres o cuatro años, aunque puede manifestarse en cualquier momento. Con frecuencia existe una historia familiar de dificultades para digerir la leche.

Los síntomas pueden ser leves o severos. Dos horas después de que se ha bebido la leche, se produce dolor abdominal, diarrea y gases. Algunas personas que son intolerantes a la lactosa pueden consumir productos lácteos como el yogur y el queso debido a que durante el procesamiento de estos alimentos se descompone la lactosa. Otros presentan síntomas con las más mínimas cantidades de productos lácteos.

Si la niña puede tolerar otros productos lácteos, el problema es más fácil de manejar. Puedes comprar productos preparados con enzima lactasa y leche con cantidades reducidas de lactosa. Es posible que la leche de soja no sea una solución ya que muchos niños que no pueden tolerar la lactosa tampoco toleran la soja. Algunas fuentes alternativas de calcio pueden ser:

  • Leche de arroz enriquecida con calcio.
  • Zumo de naranja con calcio añadido.
  • Pescado con espinas enlatado (salmón, sardinas).
  • Tofu.
  • Brócoli, los garbanzos y los vegetales con hojas verde oscuro.

Las necesidades de calcio varían según la edad. Los niños entre 1 y 3 años necesitan 500 miligramos al día; los pequeños entre 4 y 8 años necesitan 800 mg y cuando tienen entre 9 y 18 años necesitan 1300 mg. Si prestas atención al contenido de calcio de los alimentos que le ofreces a la niña, no tendrás problemas para cumplir con los requerimientos que necesita.

 

Toallitas

Toallitas Dodot Sensitive

Especialmente diseñada para las pieles sensibles