Causas de la enuresis

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Causas de la enuresis

La enuresis parece ser el resultado de la actuación e interacción entre varios factores que intervienen de forma diferente en cada niño. Entre ellos cabe destacar:
 
 
FACTORES MADURATIVOS
 
Se trata de retrasos de maduración de las estructuras orgánicas y nerviosas que sustentan el aprendizaje, como una capacidad funcional reducida de la vejiga que impide almacenar  toda la orina producida durante la noche. En otros casos se da un vaciado parcial dando lugar a que el niño moje la cama. Puede existir también retraso en el reconocimiento de las sensaciones corporales que informan de la plenitud de la vejiga así como la respuesta correspondiente de despertarse para ir a hacer pipí.
 
 
FACTORES GENÉTICOS
 
En realidad los factores madurativos y fisiológicos expuestos vienen influenciados por bases genéticas que favorecen su aparición. Diferentes estudios apuntan hacia una predisposición heredada. El riesgo de que un niño tenga enuresis es del 43% si uno de los padres ha tenido enuresis, llegando al 77% si ambos padres lo han sufrido. Si ningún progenitor ha sido enurético, el porcentaje disminuye al 15%.
 
La concordancia entre gemelos también lleva hacia la predisposición genética: en gemelos monocigóticos (idénticos o univitelinos) si un gemelo es enurético, el hermano tiene una probabilidad del 70% de serlo también. En el caso de los gemelos dicigóticos (no idénticos o bivitelinos) la probabilidad se reduce al 20% de los casos.
 
 
FACTORES DE APRENDIZAJE
 
Se considera enuresis al resultado de no haber aprendido a controlar el vaciado directo sin retención (eso es micción refleja, es decir, vaciar la vejiga cuando está llena de manera directa). Al iniciar el aprendizaje se inhibe el reflejo (por maduración del Sistema Nervioso Central) y se adquiere el control. 
 
Este fracaso en ciertos casos puede estar relacionado con aprendizajes inadecuados o influencias ambientales que interfieren con el aprendizaje (por ejemplo un entorno caótico o estresante en casa).
 
 
FACTORES PSICOLÓGICOS
 
En enuresis secundarias está demostrada la existencia de factores estresantes psicológicos en el desarrollo del problema. También en la enuresis diurna (una vez excluidas causas médicas) intervienen factores emocionales. En determinados casos de enuresis, además aparecen problemas psicosociales derivados de padecerla (autoestima baja, estrés familiar y aislamiento social).
 
 
ANOMALÍAS EN EL SUEÑO
 
Con frecuencia se ha sugerido que las anomalías en el sueño contribuyen al desarrollo de la enuresis. Muchos adultos suponen que la enuresis se produce porque el niño duerme muy profundamente de forma anormal. Los padres informan espontáneamente de la dificultad de espabilar a sus hijos durante la noche. Pero los estudios realizados hasta ahora en este campo son poco consistentes. La emisión de orina puede producirse en cualquiera de las fases del sueño, no sólo durante la fase de sueño profundo. Ésta y otras pruebas hacen que surjan dudas respecto a la consideración de la enuresis como un trastorno relacionado con la activación durante el sueño.