Sarpullido del pañal en bebés de 0 a 36 meses

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Sarpullido del pañal en bebés de 0 a 36 meses

Los bebés que usan pañales (y ¿qué bebé no lo hace?) pueden tener erupciones o sarpullidos del pañal. Y aunque normalmente no son preocupantes, puede causar una gran molestia a tu bebé. Por lo tanto, es muy importante esforzarse, previniendo y aplicando el tratamiento eficaz.

 

Señales reveladoras

Puedes reconocer fácilmente esta afección común, ya que el trasero de tu bebé está rojo e inflamado, con protuberancias e hinchazón alrededor del área del pañal. Si la erupción o sarpullido también presenta protuberancias rojizas que rodean una mancha roja en el área del pañal o alrededor de la boca de tu bebé, es posible que se haya convertido en una infección causada por hongos o levaduras (Cándida), la que deberá tratarse con medicamentos antimicóticos de uso tópico.

Ya que tu bebé no puede decirte con palabras lo que le sucede exactamente, éste puede expresar su malestar llorando y sintiéndose irritable, en especial cuando se le cambian los pañales, y quizás con falta de apetito.

 

Cuando no se trata de erupción o sarpullido en el área del pañal

Lo que crees que es una erupción o sarpullido en el área del pañal también puede ser otra leve enfermedad de la piel que se presenta en los niños. Por esta razón, es importante que reconozcas la diferencia entre la erupción en el área del pañal y otras afecciones comunes, de manera que puedas tratarlas de forma efectiva.
Las enfermedades que comúnmente se confunden son las siguientes:

  • Impétigo.
  • Dermatitis seborreica.
  • Sarpullido causado por el calor.

 

Impétigo


El impétigo es una infección a la piel que es contagiosa y producida por bacterias, que aparece en el área del pañal, en la cara y en las manos en forma de granos y llagas llenas de costras de color miel que pican y se ampollan. Debido a que esta enfermedad es contagiosa, todos los miembros de la familia deben lavarse frecuentemente las manos con jabón antibacteriano para evitar que se propague. Si observas este tipo de irritación, llama a tu pediatra, quien probablemente te recetará un antibiótico de uso oral o en crema.

Dermatitis seborreica


La dermatitis seborreica es una enfermedad común a la piel que afecta a los bebés durante su primer año de vida. Encontrarás manchas rojas ásperas y abultadas, cubiertas de escamas gruesas de color blanco o amarillo en los genitales, ingle y bajo vientre de tu bebé. Cuando aparecen manchas similares en el cuero cabelludo, se le denomina costra láctea. Prueba aplicar una pomada antiseborreica en las áreas afectadas y mantén a tu bebé limpio y seco.

 

Erupción o sarpullido causado por el calor

El calor y la humedad pueden provocar una erupción o sarpullido de este tipo cuando la transpiración se acumula en la piel y no logra evaporarse. Si bien es menos común después de los tres meses de edad, esta afección es similar a la aparición de acné con protuberancias rosadas muy pequeñas. Éstas pueden presentarse en los pliegues de la piel en el área del pañal, en especial, en aquellas zonas en que la cobertura del pañal está en contacto con la piel.
La humedad en la piel y la humedad ambiental son sus causas principales además del calor. Asegúrate de que tu bebé no esté demasiado abrigado y que su piel se mantenga seca. Si empeora, contacta con tu pediatra.

 

  • ¿Qué causa la erupción o el sarpullido en el área del pañal?

En la mayoría de los casos de este tipo de lesiones son consecuencia del exceso de humedad en el área del pañal que favorece la acción de penetración de agentes irritantes.

Las principales causas son los cambios en el pH de la piel. Además, cuando las heces y la orina permanecen juntas, se eleva el pH y se activan unas enzimas (proteínas) presentes en las deposiciones que aumentan la irritación.

Por último, cuando la piel está irritada y sobrehidratada es más susceptible de padecer una infección secundaria provocada por bacterias u hongos.

Estas son algunas de las causas más comunes:

 

  • No limpiar adecuadamente el área del pañal.

Debido a que la erupción o el sarpullido en el área del pañal se produce por los cambios de pH que ocurren cuando se mezclan la orina y las heces, deberás limpiar suavemente y a fondo cualquier suciedad que se encuentre sobre la delicada piel de tu bebé. Intenta utilizar una toallita suave para bebés y agua caliente.

Para las pieles sensibles es mejor utilizar agua solamente, mientras que otros traseros pueden necesitar un jabón suave. Evita los pañales rígidos o restregar con toallitas ásperas. Esto sólo empeorará el sarpullido y hará que el niño se sienta peor. Evita utilizar toallitas para bebés que contengan alcohol, ya que provocarán ardor y mayor irritación.

 

  • No cambiar los pañales con suficiente frecuencia.

Los estudios han demostrado que los niños a quienes se les cambia los pañales al menos ocho veces al día son menos propensos a tener sarpullido o erupción en el área del pañal.
Cambiar los pañales con frecuencia es importante por dos razones:

  1. La humedad prolongada hace que la piel se vuelva frágil y propensa a los sarpullidos.
  2. Mientras más tiempo permanecen juntas la orina y las heces, mayor es el tiempo que tienen las enzimas de las deposiciones para dañar la piel del bebé. Los pañales superabsorbentes pueden ser útiles debido a que apartan la orina de la piel del niño y la mantienen separada de las heces.

 

  • Infecciones causadas por hongos o levaduras (Cándida).

Una vez que la piel de tu bebé ha permanecido húmeda por largo tiempo, ésta se vuelve propensa a la infección por un cierto tipo de hongos (Cándida), que constituye el tipo de sarpullido más persistente. Una secuencia de antibióticos puede causar diarrea, la que puede desencadenar una infección de este tipo.

Podrás reconocer este tipo de lesión por las elevadas protuberancias rojizas o protuberancias blancas con pus que se encuentran alrededor de una mancha roja en el área del pañal. El niño también puede presentar manchas blancas en la boca y si estás amamantando, tus pechos pueden irritarse. Si esta afección persiste, llama a tu pediatra lo más pronto posible para iniciar un tratamiento antimicótico.

 

Prevención y tratamiento

Cómo evitar que se presente la erupción o el sarpullido en el área del pañal:

  • Asegúrate de cambiar los pañales de tu bebé lo antes posible después de que se hayan mojado o ensuciado.
  • Limpia cuidadosamente la zona genital de tu bebé después de cada evacuación y deja secar el área, cuidando de no restregar la piel demasiado ni muy intensamente.
  • Cubre el trasero de tu bebé con una delgada capa de pomada de protección o vaselina.
  • Cuando pongas un pañal limpio, no lo dejes muy apretado de manera que pueda circular un poco de aire.
  • Intenta usar pañales extra absorbentes que contengan una loción dermoactiva en la capa superior que está en contacto con la piel del niño.
  • Si tu bebé está tomando antibióticos o tiene diarrea, pon especial atención al área del pañal y cambia periódicamente su pañal.
  • Airea la piel de tu bebé, permitiéndole que pase algún tiempo sin pañal todos los días (de todas maneras, ¡es recomendable tener un pañal o una toalla a la mano en caso de que ocurra un accidente!)

Si la erupción o el sarpullido no desaparece después de unos cuantos días o si aparecen ampollas o protuberancias con pus en su interior, llama a tu pediatra.

 Artículo realizado por el Dr. Anthony J. Mancini.

 

Artículos relacionados: