¿Es dañino que mi bebé tome su biberón acostado?

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

¿Es dañino que mi bebé tome su biberón acostado?

El hecho de que tu bebé se alimente en una posición horizontal puede aumentar las posibilidades de que contraiga infecciones del oído medio y que tenga reflujo esofágico. Si se alimenta acostado en la cama mientras le sostienes el biberón o si él mismo se alimenta en esta posición, la leche puede fluir desde la parte posterior de la garganta hacia la trompa de Eustaquio que se conecta con el oído medio. Esto puede producir irritación y hacerlo vulnerable a contraer una infección de oídos.

En cuanto al reflujo, la mayoría de los bebés tienen una pequeña debilidad en el esfínter esofágico, músculo que se encuentra entre el esófago y el estómago. Cuando los bebés beben mientras están acostados, la leche se agita en el estómago y se devuelve hacia el esófago. El ácido del estómago irrita el esófago, lo que puede poner inquieto a tu bebé y hacer que su alimentación sea insuficiente.

Tu bebé debería volver a comer sentado o en un ángulo de 45º tan pronto como sea posible. Ahora bien, para lograr que tome su biberón sentado, haz que esta posición sea más interesante. Lo más interesante será sin duda un rostro familiar que le hable con voz dulce. También puedes hacer la prueba con algún juguete favorito de tu bebé, pero intenta mantener al mínimo las distracciones visuales y sonoras.

Ciertamente, la dentición puede incomodar e irritar a algunos bebés. Cuando los síntomas estén en su peor momento, deberías poder ver la encía hinchada sobre el diente que está saliendo. Si no logras encontrar la parte inflamada de las encías, es posible que la irritación de tu bebé se deba a otro motivo, por lo que su pediatra debería examinarlo.