Controles médicos del bebé sano

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Controles médicos del bebé sano

Tan pronto como vuelvas a casa con tu bebé, tras haber estado en el hospital, el pediatra querrá ver a tu hijo por primera vez a los 10-15 días. De hecho, tendrá que visitarlo con bastante frecuencia. La mayoría de sociedades científicas pediátricas, incluida la Asociación Española de Pediatría, recomiendan que todos los padres realicen a su hijo al menos nueve revisiones pediátricas durante sus tres primeros años de vida.

Estas visitas de supervisión de salud o de "niño sano" son muy importantes.

  • En primer lugar, le brindan a tu pediatra de cabecera la posibilidad de realizar un control constante del crecimiento y desarrollo de tu bebé.
  • Por otra parte, aseguran que el niño reciba las vacunas que necesita en el momento adecuado.
  • Por último, te permiten estar segura de que tu bebé no presenta problemas de salud.

Estas visitas son el momento adecuado para resolver dudas y otros aspectos relacionados con la salud de tu hijo y de tu familia, y para obtener ayuda e información acerca de las próximas etapas de su desarrollo.

No faltes nunca a las visitas de control de bebé sano que tengas programadas. La mayoría de los pediatras te pedirán que lleves a control a tu bebé una o más veces durante sus primeras dos semanas de vida. En estas visitas analizará la alimentación del pequeño y otros temas relacionados con lo que necesitas saber acerca del recién nacido. Estas breves visitas permiten comprobar que todo está en perfectas condiciones. Las visitas más largas y regulares empiezan cuando el bebé bordea el mes de vida.

Durante cada control de bebé sano, es probable que el pediatra realice algunas exploraciones de rutina y que te entregue información. Algunos de estos procedimientos incluyen:

  • Controlar el peso y la altura del niño para comprobar que está creciendo de forma estable y que su peso es normal.
  • Medir la circunferencia de su cabeza para confirmar que está creciendo de forma adecuada.
  • Administrar al niño las vacunas que necesite.
  • Intercambiar opiniones acerca de su desarrollo.
  • Conversar y resolver dudas acerca de la lactancia materna.
  • Responder todas tus consultas.


Artículo realizado por la Dra. Suzanne Dixon.

Tal vez te interese:

Toallitas

Toallitas Dodot Básico

La calidad de Dodot a un precio básico