¿Conviene que un bebé de 9 meses se acerque a alguien con hepatitis C?

¿Conviene que un bebé de 9 meses se acerque a alguien con hepatitis C?

La hepatitis C es una infección viral del hígado que a menudo se vuelve crónica y que puede generar complicaciones posteriores. Esta enfermedad se transmite generalmente por el contacto con la sangre de otra persona infectada o a través de la actividad sexual. Por lo tanto, es poco probable que tu bebé corra mucho riesgo de contagiarse.

Algunos estudios indican que el contagio entre miembros de la familia, a través del contacto con secreciones y sangre de heridas, por ejemplo, es bajo ya que ocurre en más o menos el 4% de los familiares. Otros estudios afirman que no hay riesgo para los miembros de la familia, excepto a través del contacto sexual.

Si tu cuñada sólo tiene un contacto limitado con la pequeña, el riesgo de contagio es muy, muy bajo. El manejo cuidadoso de cortes y rasguños, además de evitar compartir cepillos de dientes y cuchillas de afeitar, son algunos de los métodos de proteger a todos los miembros de la familia de contraer esta infección. Toda persona que vive con un paciente debe ser evaluada. Si tú u otras personas habéis contraído la enfermedad, esto también puede representar un riesgo para el bebé.

Pide información e indicaciones más específicas respecto a los detalles de tu situación al pediatra de tu hija o a los organismos sanitarios competentes. En España, los hemoderivados (derivados de la sangre) se someten a un examen para detectar la hepatitis C, de modo que esa vía de infección ha sido interrumpida en este país. Afortunadamente, esta enfermedad es mucho más leve que la hepatitis B, para la cual ahora tenemos una excelente vacuna. Puede que en el futuro dispongamos de una vacuna contra la hepatitis C.

 

Tal vez te interese: