Mi hija de 7 meses se cae con frecuencia al caminar. ¿Debo detenerla?

Mi hija de 7 meses se cae con frecuencia al caminar. ¿Debo detenerla?

No se puede detener a un niño que se ha puesto en marcha, así que ni siquiera lo intentes. Se está moviendo a su propio ritmo. Las diferencias de temperamento, así como las capacidades motrices inciden en cómo y cuándo caminan los niños (o hacen cualquier otra cosa). Queda claro que a tu hija le gusta arriesgarse, que es una niña que enfrenta los desafíos de forma enérgica y positiva y que es activa en términos de motricidad.

Es probable que demuestre estas mismas características en otras áreas también, ahora y en el futuro. No la puedes cambiar (y no creo que quieras hacerlo), por lo que tu trabajo consiste en despejarle el camino a medida que ella vaya a la carga.

  • Mantén su entorno blando y seguro, sus pies calzados en superficies ásperas irregulares y el colchón de su cuna en la posición más baja.
  • Estimúlala y apóyala, pero evita la práctica en el sentido formal y no la presiones para que camine.

Afortunadamente, los niños no sufren heridas serias cuando se caen, ya que su altura no es muy considerable. Para los niños el riesgo de lesiones se encuentra en las caídas desde más de 80 cm, sobre bordes duros o afilados o si se caen después de haber sido empujados. Por eso, un chichón en la frente no debe preocuparte. Prepárate, ten bolsas de hielo a la mano y déjala ir. Las manos de mamá son la cura de todos los males.

 

Tal vez te interese:

Toallitas

Toallitas Dodot

Limpieza y cuidado en una sola pasada