Mi hija tiene los pies torcidos, ¿necesita zapatos especiales?

Mi hija tiene los pies torcidos, ¿necesita zapatos especiales?

Los problemas leves de pies y piernas "torcidos" son muy comunes en la etapa de los primeros pasos y casi siempre desaparecen sin necesidad de tratamiento a medida que los niños crecen. Si puedes corregir la posición torcida de los pies de tu hija sólo con un leve movimiento de presión o rotación, es probable que el problema no sea serio.

Probablemente puedas observar que sus pies sólo se tuercen cuando ella está de pie o caminando. Andar con los pies apoyados hacia un lado u otro es la respuesta normal de los pequeños al crecimiento de las piernas y al aumento de peso cuando aprenden a caminar. Incluso los casos más extremos de este tipo tienden a mejorar -o a desaparecer del todo- en la edad escolar.

Hay estudios que han demostrado que el uso de zapatos correctores no ayuda mucho a cambiar el curso natural de este problema. Deberías comentar tus inquietudes con el pediatra de tu hija. Es importante realizar una revisión completa de las caderas, piernas y pies de tu hija tanto de pie como acostada y así detectar otros trastornos ortopédicos serios, pero poco frecuentes.

 

Tal vez te interese: