A141

Te sugiero que no la tomes tan en serio tratando de complacerla. Nada lo hará. Estas son las rabietas propias de los 2 años de edad y provienen de su interior. Ella deberá calmarse sola.

Préstale una atención relajada a ella, no a sus exigencias y atraviesa la tormenta con ella de manera que sepa que estás presente. Cuando intervienes, sólo las prolonga. A veces, no tomarla en cuenta es lo mejor, a pesar de que sé que no es fácil hacerlo.