A396

Deja que juegue con una taza en la bañera hasta que el niño se interese en ella.

  • El niño también aprende imitándote a la hora de la comida, aunque puede pasar algún tiempo antes de que adquiera la destreza necesaria para usar una taza.

  • Con el objeto de ayudarle a aprender esta nueva habilidad, ofrécele suficientes oportunidades para practicar.

  • Dale una taza con una pequeña cantidad de algún líquido que le guste, como zumo o refresco.

  • El momento ideal para introducir este utensilio es entre los 8 y 9 meses aproximadamente, antes de que comience el negativismo en el segundo año de vida (tratar de enseñarle a usar una taza a esta edad, es una ardua batalla.)

  • Para empezar:

    • Vierte un poco de líquido en la taza.

    • Debes sostenerla a la altura de sus labios hasta que logre dominar cómo tomar un sorbo y tragar.

    • Una vez que tenga la destreza para hacerlo, pásale la taza y deja que beba solo.

    • No te olvides de escoger tazas irrompibles.

    • Las que tienen contrapeso no se vuelcan tan fácilmente como las demás.