El ácido fólico durante el embarazo

Todo sobre el ácido fólico: preguntas frecuentes

26/09/19
3 minutos para leer

Quizás ya hayas oído que el ácido fólico es una vitamina esencial durante el embarazo, pero ¿sabes qué es y por qué es tan importante para las mujeres embarazadas? ¿Tienes claro cuánto tienes que tomar? Echa un vistazo a las preguntas más frecuentes sobre este tema para estar al tanto de todo.

¿Qué hay en este artículo?

¿Qué es el ácido fólico? ¿Por qué el ácido fólico es tan importante para las mujeres embarazadas? ¿Puedo obtener el folato de los alimentos? ¿Tengo que tomar algún suplemento de ácido fólico? ¿Cuándo debo empezar a tomar ácido fólico? ¿Cuánto ácido fólico necesito? ¿Cuáles son los síntomas de una anemia por deficiencia de folato? ¿Cuál es la causa de la deficiencia de ácido fólico?

¿Qué es el ácido fólico?

La vitamina B9, mejor conocida como folato o ácido fólico (la forma sintética del folato), estimula la producción de glóbulos rojos, los cuales ayudan a transportar el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo. Además, esta vitamina contribuye al crecimiento y el buen funcionamiento de las células. Todos necesitamos tener ácido fólico en nuestro organismo, pero es particularmente importante para las mujeres antes de y durante el embarazo.

¿Por qué el ácido fólico es tan importante para las mujeres embarazadas?

El ácido fólico puede ayudar a prevenir anomalías congénitas en el cerebro o la columna vertebral. Estas estructuras se forman a partir del tubo neural del bebé durante la fase inicial del embarazo y por eso es tan importante ingerir suficiente ácido fólico durante el primer trimestre. Algunos estudios sugieren que el ácido fólico también sirve para evitar anomalías cardíacas y otros problemas congénitos, como el labio leporino y el paladar hendido.

¿Puedo obtener el folato de los alimentos?

Sí, puedes ingerir folato de forma natural si llevas una dieta rica en los siguientes alimentos:

  • verduras de color verde oscuro, como las espinacas y la lechuga romana,
  • brécol,
  • espárragos,
  • lentejas, guisantes y alubias pintas y negras,
  • frutos secos, incluidos los cacahuetes,
  • cítricos como la naranja, el limón y el pomelo,
  • plátanos,
  • melones,
  • fresas.

El ácido fólico también se puede encontrar en alimentos enriquecidos como cereales de desayuno, pan, arroz blanco y pasta. Basta con leer bien la etiqueta para asegurarte de que se trata de productos enriquecidos con ácido fólico.

¿Tengo que tomar algún suplemento de ácido fólico?

Es difícil ingerir la cantidad recomendada de ácido fólico únicamente a partir de la dieta. Por eso, si estás intentando quedarte embarazada o ya lo estás, puedes asegurarte de que tomas la dosis suficiente con un suplemento de vitaminas diario que contenga ácido fólico.

¿Cuándo debo empezar a tomar ácido fólico?

Quizás el primer mes no sepas que estás embarazada, y por eso los expertos recomiendan a todas las mujeres que tomen un suplemento de ácido fólico a diario incluso si no están embarazadas, para asegurarse de que gozan de buena salud. Si acabas de descubrir que estás embarazada y no estabas tomando ácido fólico, no te preocupes. Eso sí, empieza a tomar los suplementos cuanto antes.

¿Cuánto ácido fólico necesito?

En general, los adultos deberíamos tomar 400 microgramos de ácido fólico al día, pero las mujeres embarazadas o que estén intentando concebir necesitan entre 400 y 800 microgramos diarios entre todas las fuentes de ácido fólico, incluida una dieta equilibrada. Si llevas una dieta variada que incluya muchas verduras, frutas y legumbres, será suficiente con una dosis diaria de 400 microgramos de ácido fólico al día. Puedes tomarlo sólo o como parte de complejo vitamínico para el embarazo. También es posible que necesites una cantidad superior de ácido fólico si ya has tenido algún embarazo con anomalías en el tubo neural o si tomas según qué medicamentos. Si no estás segura de cuánto ácido fólico necesitas, habla con tu médico.

¿Cuáles son los síntomas de una anemia por deficiencia de folato?

La deficiencia de folato no es algo común porque hay muchos alimentos enriquecidos con ácido fólico y cualquier persona que lleve una dieta saludable seguramente tome suficiente. No obstante, la deficiencia de folato puede causar anemia, la cual provoca síntomas como falta de energía, palidez, falta de apetito, diarrea, irritabilidad y una lengua demasiado lisa o sensible.

Estos síntomas también pueden aparecer si tienes una deficiencia de vitamina B12 o hierro, así que consulta a tu médico para saber cómo abordar el problema.

¿Cuál es la causa de la deficiencia de ácido fólico?

Como muchos alimentos contienen folato de forma natural o están enriquecidos con ácido fólico, la deficiencia de este nutriente no es algo común. Sin embargo, existen algunos factores de riesgo como:

  • llevar una dieta con poco ácido fólico
  • no poder absorber el ácido fólico por alguna enfermedad del intestino delgado, como la celiaquía
  • beber demasiado alcohol, ya que este puede interferir en la absorción del ácido fólico
  • tomar medicamentos que interfieran en la absorción del ácido fólico, como anticonvulsivos.

Cuando una mujer está embarazada o lactando, su cuerpo necesita más ácido fólico de lo que precisaría normalmente. Habla con tu médico para comprobar que estás tomando el suficiente según tus circunstancias personales.

El ácido fólico es sólo uno de los muchos nutrientes esenciales que necesitarás durante el embarazo o si planeas quedarte embarazada. Sigue informándote sobre la alimentación equilibrada durante el embarazo y otras cuestiones de nutrición para mujeres embarazadas, como la ingesta de hidratos de carbono para estar bien alimentada y sana.

Ver todas las fuentes

Tal vez te interese: