¿Produciré leche a tiempo si adoptamos un bebé?

¿Produciré leche a tiempo si adoptamos un bebé?

Una forma de ayudar a tu cuerpo a producir leche antes de que llegue el bebé es buscar a un consultor acreditado en lactancia, quien te podrá orientar respecto de los equipos, técnicas y recursos disponibles en tu área o en alguna librería, consigue algún libro o folleto informativo sobre lactancia materna.

Si te han informado acerca de la fecha de parto del bebé, consigue un sacaleches eléctrico de los utilizados en el hospital y comienza a realizar el procedimiento de extracción de leche unas semanas antes del nacimiento. Ponte el sacaleches en ambos pechos al mismo tiempo y realiza el procedimiento cuatro a seis veces al día (o con mayor frecuencia) o cada vez que puedas, aun cuando no lo hagas en un horario regular.

Si tienes planes para asistir al momento del parto, realiza los preparativos para amamantar al bebé con anticipación. Mientras antes comiences a amamantar a tu bebé, mejores serán los resultados. En un comienzo, tal vez necesites un aparato de alimentación complementaria que consiste en un biberón con leche artificial o adaptada para lactantes y un tubo que se coloca en la boca del bebé mientras está mamando. Debido a que amamantar estimula la producción de leche, es recomendable hacerlo cada dos a tres horas.

Si no te es posible amamantar al bebé mientras estás en el hospital, comienza a hacerlo apenas llegue a casa. Aun cuando no logres producir la cantidad de leche que el bebé necesita, de todas maneras disfrutarás de ese vínculo especial que crea el amamantamiento.
 

 

Tal vez te interese: