Molestias en el segundo trimestre

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Molestias en el segundo trimestre

El segundo trimestre (el tercio central del embarazo) suele ser el más cómodo. Las náuseas matutinas probablemente ya han desaparecido y el peso del niño todavía no produce una gran fatiga física. No obstante, pueden aparecer algunas molestias. Las más habituales son el estreñimiento, las hemorroides y dolores en los ligamentos redondos.

  • Tratar el estreñimiento.
  • Aliviar las hemorroides.
  • Dolores en los ligamentos redondos.

El cambio hormonal que se produce durante la gestación reduce la actividad de los intestinos y el bebé hace presión sobre ellos a medida que va creciendo. Todo ello puede provocar estreñimiento. Afortunadamente, esto puede corregirse fácilmente con unos pequeños cambios en la dieta. Es conveniente beber mucha agua (ocho vasos al día es lo ideal), ingerir más fibra (por ejemplo, ciruelas, salvado y ensaladas) y hacer ejercicio todos los días.

El ejercicio mejora la circulación sanguínea a todos los órganos (incluidos los intestinos) y fortalece los músculos. La dosificación del ejercicio dependerá de tu forma física, pero es recomendable caminar al menos quince minutos diarios. No tomes laxantes sin consultar previamente con tu médico.

Aliviar las hemorroides.

Vulgarmente conocidas como almorranas, se trata de venas dilatadas en el recto y en el ano. Suelen aparecer durante el embarazo debido al aumento de la presión en esa zona. Es posible que la primera vez que las sufras en tu vida sea precisamente en esta época. A medida que el bebé aumenta de tamaño tienden a empeorar, por lo que es recomendable tratarlas desde el principio para mantenerlas a raya.

  • Los baños con agua templada pueden aliviar el dolor causado por las hemorroides.
  • También es recomendable no permanecer de pie durante mucho tiempo, ya que en esta postura se ralentiza la circulación, lo cual puede empeorar las hemorroides.
  • También es conveniente prevenir el estreñimiento. Cuanto menos necesites esforzarte para evacuar tus intestinos (y cuanto más blandas sean tus deposiciones), mejor. Si no consigues mejorar sin medicación, pregunta a tu médico o comadrona si puede administrarte algún laxante de volumen.
  • Dolores en los ligamentos redondos.

Si notas dolores en las ingles, es probable que se trate de los ligamentos redondos. A medida que crece la matriz, se van estirando los ligamentos que la sujetan al abdomen. Este estiramiento causa dolor a algunas mujeres.

Desgraciadamente, no hay un remedio para aliviar este dolor. Si crece en intensidad, ponte en contacto con tu médico. El dolor inguinal o abdominal durante el embarazo también puede ser indicio de alguna complicación, por lo que será preciso descartar toda posibilidad de que se trate de algo grave.

Artículo realizado por la Dra. Margaret Comerford Freda y el Dr. Jim Thornton.
 

 

Tal vez te interese: