AS37

Estás en la semana

Ir

Embarazo semana 40

¡BIENVENIDOS A LA SEMANA 40!

EL DÍA MÁS FELIZ DE TU VIDA

 

¿YA ESTÁ AQUÍ TU BEBÉ? Si es así: ¡MUCHÍSIMAS FELICIDADES! Disfrutad de vuestra nueva y apasionante aventura. Nos ha encantado acompañarte durante todo este tiempo. Y para que podamos seguir contándote todo sobre el desarrollo de tu bebé, por favor, entra en Dodot.com y actualiza tus datos diciéndonos en qué fecha ha nacido tu pequeñ@.

 

Si todavía no se ha decidido a salir, no te decepciones, será que, de momento, prefiere quedarse al calor y la seguridad de tu cuerpo durante algunos días o incluso (¿será posible?) semanas más.

 

Si el embarazo se prolonga, los controles médicos serán más frecuentes y es probable que te hagan alguna otra prueba para comprobar que el bebé está bien.

 

(Si tu bebé ha nacido, por favor, actualiza tus datos para recibir las newsletters.)

¿Sientes mucha energía?

A muchas mujeres les entra un impulso repentino de ponerse en marcha a última hora, a medida que se acerca el parto. Utiliza esta energía para organizarte, pero sin excederte.

Repasa los apuntes de las clases de preparación al parto.

Las clases de preparación para el parto ya habrán terminado pero, si te surge alguna duda, puedes revisar todas las notas o materiales que puedan ayudarte en estos momentos. Y no dejes de practicar sus técnicas de relajación y respiración.

 

Artículos relacionados:

Técnicas para aliviar las molestias del parto.

Para algunas afortunadas, el parto pasa en un suspiro. Para otras mujeres, puede ser muy molesto y doloroso... aunque no tiene por qué ser así. Hay muchas maneras de aliviar estas molestias.

 

Artículos relacionados:

Una montaña rusa de emociones.

Es posible que alternes sensaciones contradictorias acerca del parto, pasando de explosiones de alegría a un miedo terrible. Esto es normal en un momento como éste.

Cambios maravillosos.

Ahora que ya se acerca el final de tu embarazo, reflexiona un momento sobre la increíble transformación que ha sufrido tu cuerpo durante los últimos nueve meses. Tu útero es ahora mil veces más grande que el día de la concepción.

No te preocupes si tarda un poquito más.

No te preocupes si el parto no comienza a las 40 semanas. Aunque pase más tiempo, normalmente se considera que no existe retraso hasta las 42 semanas. Aunque seguramente estarás deseosa de ver a tu hijo, intenta relajarte y considera estos últimos días como una oportunidad para dedicarte algo de tiempo a ti misma.

Tal vez te interese: