AS5

Estás en la semana

Ir

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Embarazo semana 8

¡BIENVENIDOS A LA SEMANA 8!

¡Tu bebé tiene la forma y el tamaño de un cacahuete grande!

 

LA SEMANA PASADA SE COMENZÓ A DESARROLLAR EL CEREBRO DE TU BEBÉ , formándose tres estructuras distintas. Esta semana empezarán a formarse otras partes de su cuerpo: las manos y los pies ya desarrollan diminutos dedos palmeados y el rabo, que todavía conservaba el feto, comienza a desaparecer.

El desarrollo de tu bebé.

Mientras empezabas a hacerte a la idea de estar embarazada, en tu útero estaban pasando muchísimas cosas. Una sencilla célula se convirtió en una bolita multicelular y después en una criatura de 1,30 cm parecida a un renacuajo.

El desarrollo de la mayoría de los órganos se inicia pronto y, ahora que ya estás de 9 semanas, este habitante de tu útero recibe un nuevo nombre: ""feto"" y mide ya más de dos centímetros de largo.

 

El sistema circulatorio está en marcha, con sus células y vasos sanguíneos y un corazón que late. El sistema nervioso ha ido ¿ha ido? No se entiende. desde una placa de tejido que corre por toda la espalda hasta una protuberancia de la parte superior que será el cerebro, con una médula espinal que se extiende a todo lo largo del cuerpo. De unos pequeños nudos brotan ya brazos y piernas y los nervios y vértebras (o huesos de la espalda) comienzan a hacer su aparición. Los pulmones y los músculos son tan sólo pequeños brotes.

¡Ya empieza el movimiento! Alrededor de las 7 semanas, tu bebé empezó a retorcerse y a sobresaltarse con los ruidos fuertes o los movimientos repentinos. Tendrás que esperar hasta el cuarto mes más o menos para empezar a sentir sus cabriolas. En este momento, comienzan a apreciarse movimientos de la cabeza, el tronco, los brazos y las piernas. También se observan hipos y algunos movimientos respiratorios. Entonces el feto responderá con movimientos cuando note el tacto de una mano sobre tu abdomen. El tacto es uno de los primeros sentidos que aparecen y seguirá siendo intenso e importante.

Hay aspectos del crecimiento del feto que son universales. Pero cada feto se desarrolla de forma un tanto diferente y el comportamiento de tu pequeño no será igual al de ningún otro. A medida que vayan pasando las semanas, irás descubriendo más cosas acerca de las especiales cualidades y peculiaridades de tu bebé.


Por la Dra. Suzanne Dixon y el Dr. Jim Thornton    

Las claves para saber si estás embarazada.

Tanto si estás intentándolo como si sospechas que puede haber sorpresas, es probable que estés deseosa de confirmar si estás embarazada. Una forma sencilla de averiguarlo es comprar una prueba de embarazo en la farmacia. Se trata de un simple test en orina que confirma o descarta el embarazo en pocos minutos. Es recomendable realizarlo a partir de la semana de retraso en el periodo.

 

Los siguientes síntomas también pueden ser buenas indicaciones:

• Falta de un período menstrual (amenorrea).

• Micción frecuente.

• Pechos hinchados y sensibles.

• Náuseas matutinas.

• Cambios en el color de la piel: oscurecimiento de las aureolas alrededor de los pezones, intensificación del color de las venas en las mamas y aparición de una línea oscura entre el ombligo y el pubis.

• Antojos. Si notas alguno de estos síntomas realiza una prueba de embarazo y, si es positiva, ponte en contacto con tu obstetra.

 

Por la Dra. Elaine Zwelling y el Dr. Jim Thornton

   

El control prenatal.

Probablemente ya sabes que el control médico prenatal es vital para que tu embarazo se desarrolle sin problemas. Una buena asistencia prenatal ha contribuido en buena parte de la reducción de la mortalidad materna e infantil.

 

A fin de asegurar una gestación normal o de bajo riesgo, suelen programarse visitas de asistencia prenatal, normalmente mensuales hasta las 28 semanas, quincenales hasta la semana 36 y semanales hasta el momento del parto. En cada cita te controlarán la presión sanguínea,el peso, y te harán un análisis de orina. Además, te preguntarán si has notado algún problema y comprobarán las dimensiones de tu útero y el ritmo cardiaco del bebé.

 

Un consejo : Antes de cada visita, anota todas las preguntas que tengas. Lleva estas notas contigo para no olvidar comentarlas con tu médico o matrona. Sobre todo: no dejes de ir a TODAS las visitas que tengas programadas, aunque te encuentres perfectamente.

 

Por la Dra. Margaret Comerford Freda y el Dr. Jim Thornton


Las náuseas matutinas.

Las náuseas, acompañadas a veces de vómitos, son un síntoma habitual y normal del principio del embarazo. Se les llama matutinas porque es durante esas horas del día cuando son peores. No obstante, si estás embarazada puede ser normal que te sientas mareada y que vomites a cualquier hora del día.

   

Si sientes náuseas, prueba lo siguiente:

 

- Relájate. Respira lentamente, inspirando por la nariz y espirando por la boca.

 

- Evita mirar, oler y probar alimentos u otras sustancias, como el humo de tabaco, que te hagan sentirte mareada.

 

-Toma a pequeños sorbos una bebida fría.

 

- Aplícate una compresa de hielo o un paño frío en la garganta.

 

- Haz presión con los pulgares sobre los huesos de la base del cráneo, en la parte posterior del cuello y justo detrás de las orejas, o aplícate hielo en esta zona.

 

- Realiza entre 5 y 6 comidas al día.

 

Si aún así, las náuseas y vómitos persisten, consulta con tu ginecólogo para que pueda prescribirte alguna medicación.

 

Por la Dra. Elaine Zwelling y el Dr. Jim Thornton

 

Artículos relacionados:

Para los padres.

Imaginamos cómo serán nuestros hijos meses antes de llegar al mundo. Revivimos nuestra propia niñez y nos comparamos con nuestros padres.

 

Puede ser una buena idea llevar un diario de tus pensamientos: nada formal, tan sólo lo fundamental de tus ideas sobre cómo crees que va a ser la maternidad / paternidad. Ya verás cómo te gustará revisarlo dentro de unos años.

Tal vez te interese: