A239

Una episiotomía es una pequeña incisión quirúrgica practicada en los tejidos del perineo en el momento de la expulsión. Tiene por objeto ampliar la abertura vaginal y facilitar la extracción del bebé. La comadrona practica la incisión justo antes de que salga la cabeza. Se aplica a la mitad de las madres primerizas.

Las razones que se dan para justificar la episiotomía son que evita desgarros en los tejidos vaginales y perineales de la mujer, que reduce la presión sobre la cabeza del bebé durante la fase de expulsión y que acorta la segunda fase del parto.

No obstante, al igual que en toda intervención médica, también tiene desventajas: algunas mujeres pueden sufrir mayor pérdida de sangre, infección y dolor. Otra consecuencia habitual de la episiotomía es que la mujer sufre molestias al realizar el acto sexual durante los meses posteriores al parto.