Bolos para bebés

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Bolos para bebés

Para jugar a los bolos no necesitas nada más que unas cuantas botellas de plástico y una pelota. ¡El niño pondrá el entusiasmo para intentar tirar todos los bolos!

Busca una pelota grande de goma o de plástico (es mejor que sea un poco pesada) y seis botellas de plástico vacías. Estabiliza cada uno de estos bolos con medio vaso de arena o guijarros. Para ello puedes utilizar un embudo de cocina o cortar una botella de refresco por la mitad y utilizar la boca como embudo. Asegúrate de que los tapones de los bolos están perfectamente cerrados. Colócalos en un lado de la habitación y sitúa al jugador a uno o dos metros de distancia. Enséña al niño cómo se hace rodar la bola para tirar los bolos. Te sorprenderá lo rápido que aprende... ¡allá va!

Esta es una buena actividad para desarrollar la coordinación de ojos y manos del niño, que además le ayuda a comprender las relaciones de causa-efecto.
 

Tal vez te interese: