Buenas sensaciones

Buenas sensaciones

Los bebés conocen el mundo a través de sus sentidos. Ésta es una actividad que trabaja la sensibilidad del recién nacido ante distintas texturas. Preséntale diversos tipos de tejidos: algodones, linos y sedas y observa sus reacciones a través de lo que percibe mediante sus sentidos.

Busca telas diferentes en el armario y los cajones. Encuentra un lugar cálido y sin corrientes de aire y deja algunas de estas telas en el suelo. Después coloca al bebé (sólo con su pañal) encima de las telas y deja que las toque. Si el niño es ya algo mayor, puedes acariciar suavemente su brazo o su mejilla con un trozo de tela para ver cómo reacciona. Háblale mientras le tocas con las telas: "Mira el tacto tan suave que tiene en la piel...Esto es seda...", etcétera. El niño aprende a coger y soltar objetos desde los 4 meses y le encantará tocar las distintas texturas. Al final puede que elija uno de estos objetos como su objeto favorito o manta de seguridad.

Las actividades basadas en las texturas ayudan al niño a conocer mejor las sensaciones de duro y blando, áspero y suave y las distintas gradaciones intermedias. Evitar dejar a los lactantes pequeños solos con telas grandes: podrían sofocarse.
 

Tal vez te interese: