Carrera de obstáculos

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Carrera de obstáculos

Los bebés son aprendices sensoriales. Su conocimiento y comprensión del mundo empieza por la estimulación de todos sus sentidos, por lo que jugar a una carrera de obstáculos les encantará.

El niño ya se mueve y tiene muchas cosas que ver y sitios adonde ir. Prepárale una carrera de obstáculos que le ponga a prueba físicamente y le sirva para aprender qué significa arriba, abajo y alrededor.

  • Sobre la montaña: apila algunos cojines y almohadones de tu cama o sofá. Échales una sabana encima para que no se ensucien. Propón al niño que escale la montaña, sujetándole por las manos o por el cuerpo mientras lo hace. No olvides decirle qué es lo que está haciendo: "Vas escalando la montaña. ¡Qué alto estás subiendo! Ya has llegado a lo más alto y ahora... ¡estás pasando POR ENCIMA!". Variación: haz que la montaña sea tu propio cuerpo. Siéntate en el suelo y dobla las rodillas para que formen un pico, y que el niño escale la montaña desde tus pies hasta tu cabeza.
  • Bajo el puente: crea un puente para que el bebé pase por debajo a gatas. Puede ser una silla o una mesa, o dos sillas adosadas con un espacio entre medio y una toalla por encima. Incluso tus piernas pueden servir de puente, ya estés sentada o de pie. Describe al niño lo que está haciendo mientras pasa por debajo del puente.
  • A través del túnel: haz un túnel para que el bebé lo atraviese a gatas. Corta ambos extremos de una caja de cartón mediana o grande y colócala entre dos sillas para estabilizarla (papá y mamá también podrían servir de túnel si permanecen de pie juntos con los pies separados). Coloca un juguete en un extremo y anima al niño a pasar por la caja para cogerlo. Háblale mientras gatea por el túnel.

Tu bebé comienza a saber que algunas cosas tienen un nombre y que se pueden asociar palabras a las acciones. Una carrera de obstáculos, con algunos bloqueos y desvíos a lo largo del camino, servirá para mejorar su aptitud física. También le ayudará a conocer el espacio y las relaciones entre las cosas mientras el niño se arrastra, gatea y marcha hacia su destino.
 

Tal vez te interese: