Construir con bloques

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Construir con bloques

Construir con bloques es un juego ideal para los niños pequeños, porque pueden convertirse cualquier cosa que ellos quieran. Una casa, una torre, una ciudad... Las posibilidades son infinitas. El juego de construir clásico está compuesto por bloques de madera rectangulares y merece la pena contar con uno. Pero también se puede conseguir una alternativa económica con cajas de cartón corrientes.

Para fabricar bloques de construcción, hazte con varias cajas de cartón rígido de distintos tamaños: cartones de leche, cajas de cereales, de toallitas, zapatos, de regalo, de bisutería o cosméticos. Estabiliza cada una de ellas rellenándola con periódicos arrugados. Cierra cada caja con cinta adhesiva y fórrala con film de plástico si lo deseas.

Con estos bloques, el niño podrá construir una torre, un establo, un garaje, un aeropuerto, un castillo o cualquier otra cosa que le apetezca. Facilítale algunos accesorios, como animales de goma o de plástico, coches, muñequitos y figuras humanas. Saca una foto de lo que ha hecho para que podáis comentarlo después.

Cuando el niño construye, aplica en el juego sus conocimientos de planificación y predicción, solución de problemas, matemáticas y física. A medida que crezca, el juego se hará más complejo y el niño utilizará los bloques para representar sus experiencias, los sitios en los que haya estado y las cosas que haya leído o imaginado.

 

Tal vez te interese: