Iniciación a la carpintería: un tablero de montaje de poliestireno

Iniciación a la carpintería: un tablero de montaje de poliestireno

Clavar clavos como iniciación a la carpintería, es una experiencia muy satisfactoria para un niño pequeño. Para que tu joven carpintero pueda trabajar con seguridad, fabrícale un tablero de montaje de poliestireno en el que pueda clavar algunos objetos.

Para hacer este tablero, forra un trozo de poliestireno de gran tamaño y de 10 a 15 cm de espesor (ej. plástico de embalaje) con tela de saco, para evitar que salten trocitos. Ponlo sobre una mesa baja o en el suelo, y dale al niño objetos que pueda insertar en el tablero y que no sean punzantes.

Dale también un pequeño martillo de madera o plástico (muy fáciles de encontrar en jugueterías) y enséñale a utilizarlo. Podéis turnaros hasta que el niño le coja el tranquillo. Deja que clave todos los clavos que quiera en su tablero. Haz comentarios y sugerencias en positivo mientras describes lo que está haciendo: "¡Qué bien trabajas! Mira cómo entra el clavo hasta el fondo".

  • Nota: aunque esta es una actividad satisfactoria y segura que sustituye al trabajo con herramientas y madera de verdad, es prudente vigilar de cerca a los niños de menos de 3 años. Desclava los objetos cuando el niño haya terminado.

Cuando los niños trabajan con herramientas, mejoran sus habilidades motoras y su coordinación de ojos y manos. También adquieren un conocimiento concreto de las relaciones causa-efecto, de las relaciones de espacio, de las medidas y de la solución de problemas.
 

 

Tal vez te interese: