La pesca magnética

La pesca magnética

Los niños necesitan oportunidades diversas para conocer las letras y los números. En la pesca magnética, el niño aprende pescando los símbolos que reconoce en un estanque simulado con una palangana, utilizando para ello una caña de pesca improvisada.

  1. Haz una sencilla caña de pescar atando aproximadamente metro y medio de cuerda al extremo de un palo de entre 60 y 90 cm de largo. Ata un imán en forma de U al final de la cuerda.
  2. Separa los números o letras magnéticas para que no se peguen unos a otros y llena después una palangana o una sopera con tres cuartas partes de agua.
  3. Echa los números o letras dentro, poco a poco. Quizá quieras comenzar con las letras del nombre del niño o con los números que ya conoce.
  4. Después deja que el niño los pesque con su nueva caña. A medida que los vaya sacando, pídele que diga qué ha pescado.
  5. Conviértelo en un juego a base de preguntas: ¿puedes coger la inicial de tu nombre? ¿Qué letra viene después? ¿Puedes coger un 3? ¿Qué otros números quieres pescar? Después hazlo tú, a ver qué sacas.

A estas edades, los niños comienzan a reconocer que el mundo está lleno de símbolos. Con la pesca de letras y números magnéticos, animas al niño a poner a prueba su creciente conocimiento de estos símbolos tan importantes.
 

 

Tal vez te interese: