Peque-baloncesto

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Peque-baloncesto

El mejor sitio para guardar las pelotas de juguete del niño es una cesta de mimbre o de plástico de las que se utilizan para la colada, similar a las del baloncesto. De este modo, no sólo las tendrá siempre a mano, sino que podrá convertir la hora de recoger en un juego apasionante de peque-baloncesto.

Dile al niño que se quede de pie o sentado junto a una cesta vacía. Enséñale a lanzar una pelota y deja que pruebe a hacerlo él mismo. Puedes ayudarle a lograrlo sujetando la cesta y moviéndola para recoger las pelotas al caer.

Otra forma de jugar a este juego es poner la cesta junto al sofá para que el niño deje caer las pelotas dentro.

Variación: cuando estés guardando la ropa de la colada, haz unas pelotas con unos pares de calcetines enrollados y deja que el niño las tire a la cesta. ¡Canasta!

El peque-baloncesto es una buena manera de desarrollar la coordinación de ojos y manos del bebé y de convertir la tarea de recoger en algo divertido.
 

 

Tal vez te interese: