Una bolsa sensacional

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Una bolsa sensacional

Llena una bolsa con juguetes de estimulación sensorial para llevar en tus viajes, visitas al médico, salidas a restaurantes o cualquier otro momento en que el niño pueda aburrirse. A los niños un poco más grandes, esta bolsa repleta de sorpresas, también les gustará.

Reúne todos o algunos de los juguetes de cada categoría:

  • Vista: un espejo de plástico irrompible, un pequeño prisma o CD para hacer arco iris, una pequeña linterna que el niño pueda seguir con los ojos, una foto familiar en una bolsita de plástico, un títere de dedo y un calcetín para esconder cosas o para utilizarlo como guiñol.
  • Oído: varios botecitos pequeños que pueden contener arroz, una campanilla, judías, una moneda e incluso agua (en este caso, las tapas deberán estar perfectamente cerradas con pegamento o cinta aislante), un juego de llaves vírgenes colgando de un aro de llavero de la ferretería, una pequeña caja de música o juguete musical a cuerda y una cinta con las canciones favoritas del niño cantadas por ti.
  • Tacto: varios retales de tela de diferentes texturas, en cuadrados de 15 cm; un abanico de papel para dar un poco de aire al niño en un recinto cerrado; aceite natural para bebés, para darle un masaje relajante; un rollo de cinta; y varios patucos bien anudados, cada uno con algo para tocar y estrujar, como papel de celofán, papel vegetal, arroz crudo, botones o poliestireno.
  • Olfato: bolsitas individuales llenas de hierbas o flores secas, como menta, lavanda y pétalos de rosa, cosidas para que queden bien cerradas. Lleva también una o dos flores frescas.

Tal vez te interese: