¡Va de formas! Redondo o cuadrado, grande o pequeño

¡Va de formas! Redondo o cuadrado, grande o pequeño

Para iniciarse en la geometría hay que empezar por reconocer las formas familiares. A estas edades, a los niños les conviene adquirir experiencia concreta en la identificación, clasificación y emparejamiento de formas.

Un paseo por las formas. Invita al niño a dar contigo un paseo para buscar formas, en casa o en la calle. Puedes empezar con "Veo, veo... un círculo" o "Veo, veo... un cuadrado". Dale al niño una forma que pueda comparar con otras. Por ejemplo, pídele que encuentre una forma similar a la tapa circular de un tarro o a la tapa rectangular de una caja de zapatos.

Grande y pequeño. Introduce el concepto de las medidas relativas, señalándole las cosas grandes y pequeñas que hay a vuestro alrededor. Turnaos para dar ejemplos de cosas grandes y cosas pequeñas. Anima al niño a hacerse más grande estir-a-a-a-ando sus brazos y piernas y más pequeño acurrucándose hasta hacerse un ovillo.

Un libro de formas. Crea un libro de formas utilizando la plantilla de formas que encontrarás aquí. Recorta todas las formas y pide al niño que las coloree, calque y copie (salvo el círculo, que puede ser demasiado difícil para la mayoría de pequeños de 2 y 3 años de edad), para que vaya acostumbrándose a las distintas formas. Utiliza las formas para crear una imagen. Por ejemplo, un triángulo puede convertirse en un abeto y un cuadrado en una casa. También puedes plastificar cada una de estas tarjetas, hacerles un agujero en la esquina superior izquierda y unirlas con un aro metálico o de plástico. Ya tienes un libro de formas para llevar contigo en los paseos a pie o en los viajes en coche

Participando en estas actividades, el niño aprende a reconocer y nombrar formas familiares en su mundo. Emparejando formas, aprende también a planificar, predecir y resolver problemas.
 

 

Tal vez te interese: