Mes 29

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Mes 29

Bebé

Tu bebé ya tiene 29 meses

¡¡Mmmm!! ¿Jugamos a probar nuevos sabores?

UN NIÑO DE 3 AÑOS ESTÁ MÁS DISPUESTO QUE HACE UN AÑO A PROBAR ALIMENTOS NUEVOS, aunque es probable que prefiera algunos alimentos por sus colores o formas y quizá todavía insista en que la comida tenga una presentación determinada.

En contra de su instinto.

Compartir no es un acto natural. Un niño necesita que le enseñen, recuerden y recompensen cada vez que entregue algo valioso.

Diversión con la comida.

Vuestro bebé aún está creciendo muy lentamente, por tanto, no necesita comer tanto como creéis. Además, el niño aún tiene muy claro qué quiere y cuándo lo quiere. Es posible que prefiera que la comida esté distribuida de cierto modo en el plato.

Quizá siga ""obsesionado"" por comer sus alimentos favoritos por un tiempo y después simplemente los rechace. No os preocupéis si durante algún tiempo sólo come cereales; esto es normal y pasará después de unos días. Si aún toma biberón, ya es hora de que lo deje. ¡Se le acabó el tiempo!

Una buena idea: minipizzas. Las croquetas, tortillas de distintos sabores o pequeños bocadillos son disfraces ideales para las ""buenas comidas"", porque están cubiertas con queso y pueden llevar algunos trozos pequeños de verduras o carne. Por otra parte, a los niños les gustan las cosas que pueden comer sin ayuda.

 

Siempre cerca.

Si pasáis mucho tiempo fuera de casa durante el día, tened el móvil siempre a mano para que la niñera pueda localizaros siempre y, especialmente en caso de emergencia.

Cuando llame, hablad directamente con el niño, para que así ambos os sintáis más cerca. Programad el teléfono de casa para que el pequeño pueda llamaros con sólo apretar un botón. Para disminuir la cantidad de llamadas, programad la alarma de un reloj: cuando suene, sabrá que es hora de llamar.

El bebé y su pulgar.

Si vuestro bebé aún se chupa el pulgar, ni vosotros ni el dentista tenéis motivos para preocuparos. Chuparse el dedo no causa problemas dentales hasta que el niño cumple los cinco o seis años de edad.

La mayoría de los niños dejan por sí solos malos hábitos como chuparse el dedo cuando nadie les presta mayor atención. Lo que se recomienda es ignorarlo sistemáticamente, y si  regañáis al niño por chuparse el dedo, en realidad, podéis reforzar la necesidad del mismo.

 

Un buen modelo a imitar.

A esta edad, los niños imitarán casi todo lo hagáis. Vuestro hijo puede adoptar los malos hábitos y actividades peligrosas fácilmente, por lo tanto ¡comportaos lo mejor que podáis!

No olvidéis supervisar lo que vuestro niño vea en la televisión, pues hasta podría imitar los comportamientos que vea allí o en las películas. Incluso, quizá tengáis que restringir algunos dibujos animados u otros programas infantiles que no sean apropiados. Para hacerlo, lo mejor es ver la televisión junto con él. Limitad el tiempo para ver televisión a un máximo de una a dos horas diarias.

Si queréis ofrecerle al niño una alternativa a la televisión, tratad de que participe en una función de títeres. A los niños de esta edad les encantan, pues les fascina que sus propios movimientos hagan que estas criaturas se muevan. Sin embargo, podría asustarse un poco, así que es recomendable que observéis cómo reacciona vuestro niño.

¡A coleccionar!

¿A vuestro niño le gusta coleccionar cosas? ¿Le gusta mirar cómo se arrastran y se mueven los insectos? Si es así, ¿por qué no organizáis una búsqueda de insectos en el parque? Sólo necesitáis una caja de zapatos vacía y una lupa. Podéis examinar algunos insectos (inofensivos, naturalmente) y después liberarlos.

Tal vez te interese: