Mi hijo de diecinueve meses odia ir a dormir, ¿qué debo hacer?

Mi hijo de diecinueve meses odia ir a dormir, ¿qué debo hacer?

Si sigues con él una rutina a la hora de acostarse, como leerle o mecerlo para que se relaje, adviértele que esto debe terminar.

  • Programa un reloj con alarma. Así, puedes regresar cada pocos minutos para sentarte con él y calmarlo.
  • Pero no lo saques de su cuna a menos que quiera repetir esta conducta una y otra vez.

Tanto tú como el niño debéis trabajar unidos para que él aprenda a quedarse dormido. Aunque a él no le guste, tiene que aprender a separarse de ti durante la noche. Puedes facilitarle esta tarea, pero no puedes hacerla por él. El segundo año de vida es un período difícil para este tipo de transición, pero el niño puede aprender y lo hará. Ser firme y a la vez comprensivo será muy útil para tu hijo.

 

Tal vez te interese: