Si mi hija sólo come el mismo alimento, ¿se lo doy en cada comida?

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Si mi hija sólo come el mismo alimento, ¿se lo doy en cada comida?

Los caprichos y actitudes frente a los alimentos constituyen un problema común en los niños pequeños y en los de edad preescolar. Un niño puede comer macarrones con queso durante semanas y de pronto no querrá probarlos más. En cambio, los guisantes, que solían ser apartados del plato, ahora se los comerá estupendamente. Según lo que expones, tu dilema es saber hasta dónde debes llegar para satisfacer a tu hija, y hasta qué punto deberíais dejarla sentir hambre. La respuesta no es simple. Aquí puedes encontrar algunas pautas:

  • Las comidas familiares deben ser compartidas por todos los presentes en la mesa. La labor de los padres consiste en ofrecer opciones saludables, y no en ser cocineros de comida rápida a la carta. La función del niño consiste en escoger cuántos y cuáles alimentos debe comer. Si tu hija de 15 meses sólo quiere pan, déjala sin comer.
  • Si un niño no come una de sus comidas, tendrá hambre en la próxima o en la siguiente. Me imagino que tu hija es una niña activa, bien nutrida, con una cantidad normal de energía. Saltarse una comida o dos no le provocará la muerte ni la dejará con mal aspecto.
  • Los suplementos alimenticios entre horas son apropiados para los niños de corta edad, que necesitan pequeñas dosis de energía durante el día. Sin embargo, los suplementos deben incluir opciones saludables, como fruta, galletas, o productos lácteos.
  • Desde luego que puedes prepararle sus macarrones con queso, pero de vez en cuando. Si eso es lo que almuerza casi a diario durante un tiempo, no debes preocuparte ya que no estás siendo demasiado indulgente. Simplemente pon algunos alimentos diferentes en la mesa y con el tiempo ella cambiará su obsesión.

Consulta al pediatra sobre las normas de alimentación a seguir en cada edad para con tu hija.

 

Tal vez te interese: