Más secreciones en los ojos, ¿significa infección ocular?

Más secreciones en los ojos, ¿significa infección ocular?

Efectivamente, parece ser que el conducto lagrimal de tu bebé está obstruido. Este conducto se encuentra en el vértice interno del ojo y comunica a este último con la nariz. Entre un 5 y un 6% de los niños presenta una obstrucción de los conductos lagrimales. Las lágrimas se producen en las glándulas que se encuentran encima del ojo y fluyen a través del ojo en forma descendente.

En los niños, el conducto lagrimal es muy estrecho o no está abierto. Si se retienen las lágrimas y se dificulta la limpieza del lagrimal, se genera una infección, es decir, que aparecen las secreciones costrosas que se pueden apreciar sobre las pestañas del bebé. Una forma de abrir este conducto es masajear la zona tras limpiar suavemente la secreción acumulada en el vértice interno del ojo.

Para tratar la infección se utilizan antibióticos en forma de colirio. En muchos casos, un tratamiento constante varias veces al día logrará eliminar la obstrucción; cerca del 90% de los casos se soluciona antes de que el niño cumpla un año de vida. De lo contrario, un oftalmólogo deberá abrir el conducto a través de un procedimiento breve con anestesia y así se solucionará definitivamente el problema. Por lo tanto, sigue adelante con la limpieza que has realizado hasta ahora y mantente en contacto con el pediatra hasta que desaparezca la obstrucción.

 

Tal vez te interese: