Mes 5

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Mes 5

Bebé

Tu bebé ya tiene 5 meses

Trabajo y familia

¿Vuelves a trabajar pero quieres seguir con la lactancia materna?

SI QUIERES, PUEDES CONGELAR TU LECHE MIENTRAS TRABAJAS ya que así mantendrá la proporción adecuada de sustancias nutritivas para tu bebé. Descongela la leche dejándola a temperatura ambiente o poniéndola al ""baño maría"" o bajo un chorro de agua tibia.

¿Qué debe saber la persona encargada de cuidar al bebé?

Además de conocer las rutinas de alimentación, sueño y juego que habéis creado para el bebé, el encargado de cuidar de vuestro hijo también debe saber cómo enfrentar situaciones de emergencia.

Confeccionad una lista de los pasos a seguir en caso de una urgencia médica y entregadla a quien cuide del pequeño. Además, deberíais darle los números del hospital y del pediatra. Anotad los números de los servicios de emergencia junto a cada teléfono. Aseguraos de que quienes cuidan a vuestro bebé tienen preparación para brindar los primeros auxilios. Además, autorizad por escrito a la persona que cuide al bebé para ofrecerle atención médica en caso de una urgencia. Sería muy recomendable que esta persona os acompañara durante un control médico de vuestro hijo para que recibáis la misma información y aclaréis dudas.

Por la Dra. Erin Brownfield

El cuidado de la piel en la guardería.

Si vuestro hijo comienza a ir a la guardería, pedidle al personal que cuide la piel del bebé de la misma forma que lo hacéis en casa. No olvidéis mencionarles cualquier necesidad especial que pueda tener. A continuación os sugerimos algunas recomendaciones.

- En una bolsa, poned todos los artículos indispensables para el momento del cambio: algunos pañales de calidad que sean súper absorbentes, toallitas húmedas infantiles especiales para piel sensible y la pomada o la crema hidratante que apliquéis a la piel del bebé.

- Añadid un par de mudas de ropa de reserva.

- Aseguraos de que el personal de la guardería sea meticuloso en cuanto al lavado de manos, especialmente después del cambio de pañal.

El trabajo y la lactancia materna.

Gracias al sacaleches, es posible trabajar y seguir con la lactancia materna. La protección adicional contra enfermedades y el sentido de mayor cercanía que la lactancia proporciona a madre e hijo podrían ser aún más importantes en el caso de la familia que trabaja.

Si trabajas a jornada completa y estás dispuesta a seguir con la lactancia materna, puedes extraerte leche al menos una vez (tal vez dos) para sentirte cómoda y producir más para tu hijo. Utiliza una pequeña nevera portátil para llevar a casa la leche que te hayas extraído. Al llegar a casa seguramente tu bebé estará esperándote para hacer su toma. La leche que traes en la nevera, puedes guardarla en el refrigerador (sin congelarla) y utilizarla al día siguiente, para que se la den mientras tú no estás.

Cómo facilitar la transición.

Si tienes que volver al trabajo, probablemente te preocupe dejar a tu hijo con una canguro o en una guardería. Peor aún, es posible que este momento coincida con la reciente pero previsible ansiedad del bebé ante los extraños. A pesar de todo, no hay de qué preocuparse.

Si encontráis una canguro atenta y que se preocupe por él, podrá adaptarse a la separación sin ningún trauma. Por otra parte, si realizas poco a poco los cambios necesarios para la vuelta al trabajo, es probable que toda la familia se beneficie. A ser posible, permite que el bebé se acostumbre a la nueva cuidadora mientras aún estés en casa. En un principio, deja al bebé durante periodos breves y prolóngalos poco a poco. Esto permitirá que la transición sea más fácil para todos.

Tal vez te interese:

Pañales

Regala Dodot

El regalo que todos los padres desearían recibir para dar el mejor...