¿Es tan buena la leche materna de madre adoptiva como de la biológica?

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

¿Es tan buena la leche materna de madre adoptiva como de la biológica?

Amamantar a un recién nacido adoptado es una tarea especialmente compleja para la que, a menudo, se necesita contar con la ayuda coordinada de tu médico y de un especialista en lactancia. La lactancia tiene dos beneficios importantes: el primero es el fortalecimiento de la relación madre-hijo, pues, por una parte, el niño se siente cómodo y seguro al succionar el pecho y, por otra parte, la madre se acerca a su hijo y adquiere confianza en sí misma.

El segundo beneficio es una óptima nutrición. Si bien es cierto que la madre adoptiva puede disfrutar plenamente del fortalecimiento de la relación madre-hijo que se produce al amamantar, no todas las madres adoptivas pueden suplir todas las necesidades alimenticias del bebé a través de la lactancia. Dos meses antes de la llegada del recién nacido, la madre adoptiva debería estimular constantemente sus mamas con un sacaleches o en forma manual.

La leche materna aparece por primera vez a partir de una a seis semanas, aunque las primeras gotas aparecen generalmente después de la cuarta semana de estimulación. Existe un medicamento llamado oxitocina (que se vende con receta) que se aplica en la nariz y puede ayudar a que comience la producción de leche materna. Por otra parte, algunas mujeres han logrado empezar a producir leche materna o aumentar su producción, utilizando otros medicamentos y preparados a base de hierbas. La madre adoptiva debería complementar la alimentación de su bebé con leche artificial o adaptada de fórmula. Existen varios dispositivos que permiten alimentar al niño con leche artificial mientras succiona la mama, y se ha demostrado que esto aumenta la producción de leche de la madre.

 

Tal vez te interese:

Pañales

Regala Dodot

El regalo que todos los padres desearían recibir para dar el mejor...