Nutrición desde el nacimiento hasta los 4-6 meses: recomendaciones generales (I)

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Nutrición desde el nacimiento hasta los 4-6 meses: recomendaciones generales (I)

Sugerencias para alimentar correctamente a tu hijo y darle una equilibrada nutrición de 4 a 6 meses:

La lactancia materna exclusiva es el mejor alimento que se puede ofrecer a un recién nacido o lactante durante los 6 primeros meses de su vida.

Es el alimento más completo gracias a su composición y proporciona una óptima y sana nutrición que protege al niño de numerosas enfermedades.

Para potenciar al máximo sus efectos beneficiosos es importante alimentar al lactante exclusivamente con leche materna hasta los 6 meses y continuar como mínimo hasta poco antes del año de edad. A los 6 meses pueden introducirse otros nutrientes complementarios y continuar dándole el pecho.

La lactancia artificial debe basarse en fórmulas adaptadas para lactantes, de inicio durante los primeros 5 a 6 meses y de continuación a partir de esta edad. No es conveniente dar leche de vaca no adaptada antes de los 12 meses de vida.

En cuanto a la introducción por tu cuenta y riesgo de alimentos complementarios, no está exenta de riesgos, alergias, intolerancias, etc.

Te recomendamos consultar al pediatra o enfermera pediátrica de tu hijo.

Las recomendaciones actuales sobre la alimentación de los lactantes son que la leche materna o adaptada como alimento único es lo más adecuado hasta los 5 ó 6 meses de vida.

En algunos casos concretos, se puede añadir zumo o puré de frutas o cereales sin gluten antes de los 5 meses. Te recomendamos consultar al pediatra o enfermera pediátrica de tu hijo.

Si en tu domicilio dispones de una red sanitaria de agua corriente controlada por las autoridades sanitarias locales o ayuntamiento de tu localidad, no es necesario hervir o esterilizar el agua o los biberones del bebé. Con una adecuada higiene personal y general de la cocina de la casa, un meticuloso lavado de manos antes y después de la preparación, el uso de un jabón detergente y un enjuague con agua del grifo abundante, no existe prácticamente riesgo de infección entérica.

 

Alimentos nuevos a partir de los 4 a 6 meses.

Alternativas a la leche materna a partir de 4 a 6 meses:


Lactancia artificial:

  • 5 ó 6 biberones de leche adaptada para lactantes (150 a 300 ml).
  • A partir de los 5 ó 6 meses debe ser leche de continuación o tipo 2.

 

Alimentos complementarios:

  • Papilla de cereales sin gluten con leche de continuación (150 a 300 ml) (la intolerancia al gluten puede presentarse en lactantes de corta edad como una crisis celíaca con posibles complicaciones).
  • Zumo de fruta (50 ml) a cucharaditas o en vaso, a partir de los 6 meses.
  • Puré de frutas (entre 150 y 250 g) trituradas, previamente lavadas, a las que se pueden añadir cereales o galletes sin gluten y/o productos lácteos (leche de continuación o yogur).
  • Puré de verduras variadas trituradas (patata, calabacín, zanahoria, judía verde, cebolla tierna, algunas (pocas) espinacas o acelgas (150 a 250 g) con 30-60 g de pollo (si posible, "biológico" y previamente lavado) hervido junto a las verduras o a la plancha (muy hecho), al que se añadirá aceite vegetal de oliva, maíz o girasol (5 ml) crudo, alternativamente, antes de triturar el puré.

 

Puede añadirse leche en polvo o cereales al puré vegetal para facilitar la adaptación a la alimentación semisólida.

  • A partir de los 5 ó 6 meses, yogur fermentado a partir de leche adaptada de continuación, con prudencia y a cucharaditas, para completar los purés vegetales.

 

¿Qué debemos evitar?

  • Frutas lobuladas "del bosque" (fresas, moras, frambuesas), así como tampoco algunas frutas tropicales (maracuyá, frutos de la pasión, mago, chirimoya, kiwi) por su elevado contenido en histamina y el riesgo de reacciones de tipo alérgico.
  • Cereales integrales durante el primer año (exceso de fitatos que interfieren con la absorción de calcio y hierro) o con gluten antes de los 6- 7 meses (riesgo de crisis celíaca en caso de alergia)
  • Las verduras causantes de flatulencia excesiva (col, coliflor).
  • Limitar la cantidad de verduras de hoja grande (acelgas, espinacas), demasiado ricas en fitatos, el tomate o las zanahorias hervida y conservada durante horas (riesgo de oxidación excesiva), para la preparación del puré de verduras con pollo.
  • La introducción por tu cuenta y riesgo de los alimentos complementarios no está exenta de riesgos, alergias, intolerancias, etc.
  • Las recomendaciones actuales sobre la alimentación de los lactantes son que la leche materna o adaptada como alimento único es lo más adecuado hasta los 5 ó 6 meses de vida.
  • En algunos casos concretos, se puede añadir zumo de frutas o cereales sin gluten antes de los 5 meses. Te recomendamos consultar al pediatra o enfermera pediátrica de tu hijo.
  • La intolerancia al gluten puede presentarse en algunas ocasiones, y especialmente en lactantes de corta edad como una crisis celíaca, originaria de posibles complicaciones.

Tal vez te interese:

Pañales

Regala Dodot

El regalo que todos los padres desearían recibir para dar el mejor...