A170

Tendrá que ser un proceso gradual. Pon la cuna cerca de la cama en la que tú duermes y procura estar preparada para mecerla y cantarle a la hora de dormir. Luego acuéstala en la cuna antes de que esté completamente dormida. Cuando despierte (más o menos cada cuatro horas), acércate a ella para volver a acostarla. Le costará, pero la niña aprenderá a calmarse por sí sola.