A489

Las "marcas de nacimiento" de color marrón en los bebés pueden ser de varios tipos. Las más comunes son los lunares y las manchas "café con leche". Ambos pueden notarse apenas el bebé nace o pueden aparecer tiempo después. También es posible que tarden meses en manifestarse.

  • Las manchas "café con leche" son acumulaciones inofensivas de mayor pigmentación de la piel que rara vez se asocian a otros problemas. En algunos casos, son muy numerosas y se asocian a otras anormalidades de la piel. Aun cuando las manchas se pueden oscurecer con el tiempo, una adecuada loción protectora del sol las mantendrá lo más claras posibles.

  • Los lunares o nevos melanocíticos son acúmulos localizados de células pigmentarias de la piel llamadas melanocitos. Aparecen ya en el nacimiento (en ese caso, se denominan congénitos) o los adquieren durante su vida hasta cerca de los 40 años.

Aun cuando todos los lunares presentan riesgo de malignizarse o transformarse con el tiempo en un tipo de cáncer de la piel llamado melanoma, este riesgo puede ser algo más elevado en el caso de los nevos o lunares congénitos, de modo que el médico debería revisar este tipo de lunares periódicamente.

Generalmente, los lunares o nevos melanocíticos congénitos se vuelven más oscuros y gruesos con el paso del tiempo. Además, pueden manifestarse con crecimiento del vello en algunos pacientes. A pesar de que no hay forma de evitar estos cambios, es fundamental protegerlos de la exposición al sol mediante productos con el mayor factor posible de protección solar. La exposición a la radiación ultravioleta estimula el crecimiento o la nueva aparición de muchos tipos de lesiones pigmentadas, como lunares y pecas, y lo que es más importante, con un mayor riesgo de sufrir cáncer de la piel.