Niña pequeña comiendo

Pensar en ideas para la comida de tu hijo, ya sea para la fiambrera de la guardería o el colegio, o para la comida del mediodía en casa, puede ser una odisea. Asegúrate de darle comida saludable para niños y de usar ideas que le encanten a tu hijo, incluso si se ha unido al club de los quisquillosos. Aquí tienes algunos consejos sobre los tipos de alimentos que puedes incluir y otros específicos para las comidas que son de lo más divertidas.

30 ideas fáciles de comida saludable para niños

Ya sea para una comida rápida y fácil en casa o para la fiambrera de la guardería o el colegio, con estas ideas podrás dar rienda suelta a tu creatividad:

1. Ensalada de pasta italiana: penne cocido mezclado con aceite de oliva, zumo de limón, tomates cherri a rodajas y dados de queso mozzarella. 2. Ensalada de huevo: huevo duro aplastado con mayonesa, acompañado de galletas integrales y tiras de pimiento; de postre, trozos de manzana. 3. Buñuelos de calabacín: ralladura de calabacín mezclada con un huevo y una cucharada de harina, con forma de tortita, salteado en aceite vegetal y servido con crema agria. 4. Pollo y puré de manzana: tiras de pollo fritas u horneadas con una porción de puré de manzana sin azúcar de supermercado y dados de chédar. 5. Huevos al purgatorio: huevos escalfados en salsa de tomate natural o de lata con garbanzos y espinacas baby, servidos con pan o una tostada de trigo integral. 6. Ensalada Waldorf con pollo: dados de pollo a la parrilla, dados de manzana verde, dados de apio y uvas verdes y rojas en rodajas mezclado con mayonesa y acompañados de galletas integrales. 7. Arroz con alubias: dados de jamón de York con alubias carilla de lata, arroz blanco largo hervido y dados de pimiento verde. 8. Plato frío: huevo duro con tiras de pepino y yogur griego natural de leche entera; de postre, arándanos. 9. Guacamole de judías negras: judías negras de lata mezcladas con dados de aguacate, queso Monterey Jack rallado, dados de tomate y cebolleta picada. 10. Bocadillo de plátano y mantequilla de cacahuete: pan de trigo integral untado con mantequilla de cacahuete cremosa y medio plátano cortado en rodajas; de postre, mandarina o clementina pelada y sin pepitas. 11. Minirrosco de queso y tomate: minirrosco de pan de trigo untado con crema de queso y coronado con rodajas de tomate. 12. Pizza mexicana: pastel de arroz integral untado con guacamole y coronado con queso Monterey Jack rallado y dados de tomate. 13. Minisloopy Joe: carne de vacuno picada cocinada con verduras troceadas (cebolla, tomate, zanahoria y apio) sobre un panecillo y coronada con queso chédar rallado. 14. Rollito de queso y jamón: tortita de unos 20 cm acompañada de jamón serrano, queso Muenster y lechuga romana, enrollada y cortada en cuatro trozos. 15. Hummus con verdura: una porción de hummus de supermercado con pan de pita de trigo integral cortado en tiras y acompañado de trocitos o rodajas de pepino. 16. Bocadillo de atún: atún de lata mezclado con mayonesa sobre pan de trigo integral con espinacas baby. 17. Queso y galletas: dados de queso chédar, galletas integrales, rodajas de pepino y rodajas de uvas. 18. Minitortilla: tortilla de huevos con espinacas baby, mozzarella gratinada y rodajas de champiñones (si a tu hijo le gustan los champiñones). 19. Deconstrucción de tocino, lechuga y tomate: tocino magro de cerdo o pavo con rodajas de tomates cherri, lechuga iceberg y una tostada de trigo integral cortada en forma de estrella o corazón y mayonesa para acompañar. 20. Bollo salado: bollo de harina de avena con zanahoria y brócoli troceados añadidos a la masa antes de hornear, servido con queso para untar. 21. Codos de pasta con guisantes: codos de pasta hervidos con guisantes y dados de boniato hervidos. 22. Bocaditos de albóndigas: albóndigas cocidas y cortadas en rodajas colocadas sobre un panecillo con salsa de tomate y queso mozzarella rallado. 23. Peperonata de pollo: dados de pechuga de pollo y rodajas de pimientos de diferentes colores, salteados en aceite de oliva y servidos sobre pasta o arroz. 24. Pizzas de pimiento, tomate y queso: tortitas de maíz de 15 cm con queso Monterey Jack rallado, dados de tomate y pimientos picados, cocinados en el horno hasta que el queso se derrita. 25. Queso fresco con frutas: queso fresco con dados de manzana o pera, dados de ciruela o piña y rodajas de uva. 26. Arroz y pollo tropical: dados de pollo a la parrilla con arroz jazmín de coco coronado con tacos de mango, tacos de kiwi y tacos de pimiento rojo. 27. Lazos salados y palitos de pollo: lazos salados y palitos de pollo con mostaza para acompañar; de postre, rodajas de fresa con yogur para acompañar. 28. Pasta en espiral con mantequilla: pasta en forma de espiral (fusilli) con mantequilla derretida y queso parmesano gratinado. 29. Tazón de verduras: quinoa con semillas de soja al vapor (edamame), dados de calabaza asada y dados de pimiento rojo. 30. Minipizza: minipan de pita de trigo integral (o un panecillo partido por la mitad) untado con salsa para pizza y mozzarella rallada, horneado hasta que el queso se derrita.

¿Cómo planificar las comidas para niños de 1, 2, 3 y 4 años?

Aquí tienes algunos consejos para planificar las comidas de tu hijo y hacer frente a ciertas preocupaciones que pueden surgir relacionadas con los alimentos:

¿Cómo encontrar el equilibrio entre aporte nutricional y variedad en la comida para niños?

Cuando prepares las comidas de tu hijo, intenta incluir diversos alimentos nutritivos de los grupos alimenticios básicos, entre los que se incluyen:

  • Alimentos ricos en proteínas, como la carne, el pescado, la carne de ave y los huevos.

  • Productos lácteos, como la leche, el queso y el yogur.

  • Frutas y verduras.

  • El pan, la pasta y los cereales integrales, así como las patatas y el arroz.

No te preocupes si una comida concreta no incluye alimentos de todos los grupos o si tu hijo no come todos los tipos de alimentos que le sirves. Si sigues ofreciéndole alimentos nutritivos a la hora de comer y en los tentempiés con texturas y sabores variados, la dieta de tu hijo se equilibrará a lo largo del día y de la semana.

ARTÍCULO RELACIONADO

Nutrición
Recomendaciones para una alimentación equilibrada en niños de 6 a 36 meses

¿Cómo determinar la cantidad suficiente en una comida saludable para niños?

La cantidad que come un niño pequeño varía según la comida y el día. Si tu hijo está creciendo y ganando peso, estos cambios significan que está comiendo lo suficiente. Los niños de esta edad se aseguran bien de que reciben lo que necesitan y no comen en exceso. Estas son algunas raciones habituales para un niño de entre 1 y 3 años son: entre 1/4 y 1/2 rebanada de pan, unos 30 g de carne, 2 o 3 cucharadas de alubias, 1 o 2 cucharadas de verduras y 1 o 2 cucharadas de fruta. De hecho, quizás tu hijo necesita menos comida de la que piensas. Unas 1000 calorías al día son suficientes. No es mucho si tienes en cuenta que tu hijo puede consumir entre 300 y 450 de esas calorías diarias al ingerir leche de vaca (entre unos 500 y 700 ml) después de cumplir 1 año. En general, con tres comidas saludables y nutritivas al día, junto con unos tres tentempiés, tu hijo recibirá la cantidad adecuada de calorías. Si te preocupan los hábitos alimentarios o el crecimiento de tu hijo, habla con el pediatra, que registrará el progreso de tu hijo y te ofrecerá consejos específicos adaptados a sus necesidades.

¿Cómo evitar rendirme a las elecciones de mi hijo a la hora de preparar una comida saludable para niños?

A esta edad, tu hijo debe poder tomar todas las decisiones que pueda, incluyendo lo que quiere comer. Ofrécele diversos alimentos nutritivos entre los que pueda elegir y deja que sea él quien decida. Las necesidades de tu hijo varían en función de su ritmo de crecimiento, su nivel de actividad y su metabolismo, así que no te preocupes si un día se come todo lo que ve y al día siguiente es más quisquilloso que nunca. Ya no necesita alimentos blandos para bebés. De hecho, si le das alimentos con cierta textura para masticar y tragar, su habilidad para hablar mejorará y sus gustos se ampliarán. El apetito y el crecimiento de un niño pequeño suelen estabilizarse en el segundo año, por lo que no necesitará tanta comida como antes. Deja que elija su propia comida entre lo que come toda la familia, pero evita la sal y las especias añadidas.

Mi hijo es quisquilloso para comer, ¿qué debo hacer a la hora de preparar comida saludable para niños?

A veces, la hora de la comida puede parecer un tira y afloja cuando tu hijo no quiere comer nada o se niega a comer algo que no sean patatas fritas, por ejemplo. Habrá momentos así, pero esto no significa que tu hijo no vuelva a tener una dieta equilibrada. Se trata de una fase normal de la infancia en la que tu hijo será quisquilloso. Si tu hijo se encuentra en esta fase, no insistas en el tema de la alimentación ni intentes forzarlo a que coma algún alimento en particular, ya que podrían empeorar las cosas. En lugar de ello, sigue ofreciéndole distintos tipos de alimentos y deja que elija los que le apetezcan en ese momento y que pruebe nuevos alimentos a su propio ritmo.

¿Sobornos con la comida para niños? Mejor no

Te recomendamos que evites los sobornos con comida, por ejemplo, prometer una recompensa, como dulces, si se come el brócoli. También se recomienda evitar hacer comparaciones con los hermanos como, por ejemplo, al decir «mira a tu hermano mayor; le encantan las verduras». Estas tácticas pueden conducir a futuros problemas de alimentación. Hacer que la hora de la comida sea un momento informal, relajado y social es la mejor forma de ayudar a tu hijo a adquirir buenos hábitos alimenticios y una actitud saludable hacia la comida y la nutrición.

PREGUNTAS FRECUENTES

  • Una comida fácil para un niño pequeño puede ser medio bocadillo de pavo, pollo, ensalada de atún, ensalada de huevo o incluso mantequilla de cacahuete. Sírveselo con media taza de verduras verdes al vapor, como judías verdes. Termina con media taza de bayas o una pequeña galleta de avena baja en grasas. Como acompañamiento, puedes darle media taza de leche entera o al 2 %.

  • Si tu hijo quiere comer un huevo todos los días, entonces sí (excepto si hay una razón específica por la que el médico te recomiende lo contrario). Algunos niños pequeños pasan por fases en las que comen los mismos alimentos durante un tiempo. Sigue ofreciéndole diferentes alimentos, incluso aquellos que haya rechazado en el pasado, hasta que decida probar algo nuevo. Hasta entonces, no pasa nada si elige los mismos alimentos todos los días.

  • Hay ciertos alimentos que se consideran inseguros para los niños pequeños, porque pueden suponer un riesgo de asfixia. No debes darle a tu hijo los siguientes alimentos:
    • Perritos calientes enteros.
    • Trozos de mantequilla de cacahuete.
    • Trozos de carne, patatas, verduras crudas o fruta.
    • Frutos secos, especialmente cacahuetes.
    • Cerezas con hueso.
    • Caramelos redondos y duros, incluidas las golosinas.
    • Chicles.
    • Uvas enteras.
    • Tomates cherri enteros.
    • Nubes de golosina.
    • Zanahorias, judías verdes o apios crudos.
    • Palomitas de maíz.
    • Pipas, como las pipas de girasol o de calabaza.

  • Tu hijo necesita alimentos de los grupos nutricionales básicos: proteínas, lácteos, frutas y verduras, e hidratos de carbono. En esta última categoría se incluyen alimentos populares como los cereales, el pan, las patatas, el arroz y la pasta. Por tanto, no, la pasta no es mala para los niños pequeños, siempre que sea con moderación.

Conclusiones

Planificar la comida de tu hijo puede ser relativamente sencillo, e incluso divertido. Quizás haya momentos en los que tu hijo no quiera comer nada, que solo quiera comer un tipo de alimento o que parezca rechazar cualquier cosa verde, o incluso un alimento que le encantaba la semana anterior. Todo ello es una parte normal de la infancia. Con el tiempo, los niños quisquillosos adoptarán una actitud más aventurera con respecto a la comida. Sigue ofreciéndole alimentos sabrosos variados y deja que elija y decida lo que quiere probar. Preparar la comida de tu hijo no tiene que significar cocinar dos veces. Toda la familia puede disfrutar de las ideas de nuestra lista, así que puedes preparar una gran tanda y tener la comida de todos lista de una sola vez.

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. A continuación, se incluye una lista con las fuentes utilizadas para elaborar el artículo. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos