niño de tres años

Tu pequeño ya no es tan pequeño, ¿verdad? Presenciar el desarrollo de los niños de tres años es una parte muy emocionante en la vida de los padres. A medida que crecen y comienzan a explorar el mundo que lo rodea, es normal preguntarse cómo fomentar su desarrollo físico, emocional, social y cognitivo. Cada niño evoluciona de manera diferente, pero aquí hemos recopilado los hitos que tienden a alcanzar cuando cumplen tres años.

Desarrollo físico en niños de tres años

Es probable que ya hayas observado algunos cambios en tu peque de tres años. ¿Es más alto? ¿Has tenido que comprarlo zapatos nuevos? ¿Sus rasgos faciales cada vez más definidos? Están sucediendo un montón de cosas a nivel físico…

Hitos del desarrollo con tres años: crecimiento y aspecto

Además de crecer día a día, es posible que tu hijo pierda algo de grasa de bebé y gane un poco de músculo. Otros cambios comunes incluyen:

  • Brazos y piernas más finos.

  • Parte superior del tronco más estrecha y cónica.

  • Mayor altura, pero peso más constante.

A los 36 meses los niños comienzan a crecer a un ritmo más lento que antes, aunque esto no es un caso generalizado. Algunos ganan altura más rápido que peso, lo que deriva en un aspecto delgado o frágil. No te preocupes si es así, ya que lo importante es que esté sano y se encuentre bien.

Por lo general, los niños de tres a seis años:

  • Crecen entre 5 y 8 cm al año.

  • Ganan entre 1,8 y 2,2 kg al año.

Te sugerimos descargar y completar nuestra tabla de crecimiento para niños y niñas. Aunque el pediatra pesará y medirá a tu pequeño en cada control, puede ser divertido llevar un registro propio en casa.

En cuanto a los rasgos faciales de tu hijo, notarás que son más maduros y diferenciados. Una esfera importante del desarrollo físico en los niños de tres años es la longitud del cráneo, que suele aumentar a esta edad, mientras que la mandíbula inferior se vuelve más pronunciada. Al mismo tiempo, la mandíbula superior se ensancha porque comienzan a formarse los dientes permanentes.

Hitos del desarrollo con tres años: movimiento

Los altos niveles de energía y el movimiento casi constante son características del desarrollo físico de los niños entre tres y cuatro años. Tu hijo ya puede caminar, correr y saltar bastante bien, por lo que no tiene que centrarse en la mecánica. Otros hitos del desarrollo físico en niños de tres años relacionados con las habilidades motoras gruesas incluyen:

  • Saltar y apoyarse sobre un pie durante cinco segundos

  • Subir y bajar escaleras de forma independiente

  • Patear una pelota hacia adelante

  • Lanzar una pelota por encima de la cabeza

  • Atrapar pelotas que rebotan

  • Usar un triciclo.

Es posible que tu peque esté más interesado ahora en el juego estructurado que cuando tenía dos años. Seguramente prefiera usar un triciclo, meterse en el arenero o jugar al pilla-pilla.

 

Consejo

Disfruta de estos maravillosos años y fomenta el juego libre de tu hijo. Esta es la forma en que los niños pequeños aprenden cosas nuevas, practican habilidades y alcanzan hitos del desarrollo físico. Da igual que se ponga a dar vueltas como un avión o se invente un mundo imaginario en su habitación. Los niños de tres años usan su cuerpo e imaginación de una manera que no imaginas.

 

Además de buscar nuevas formas de divertirse, tu hijo de tres años está desarrollando la coordinación, el autocontrol y el juicio. En ocasiones, necesitará la atención y supervisión de un adulto. Se producirán pequeños golpes y moretones hasta que aprenda cuáles son los límites físicos de su actividad. Asegúrate de estar cerca y vigilarlo, especialmente si está jugando con otros niños o hay tráfico cerca.

Hitos del desarrollo con tres años: habilidades motoras finas

Las habilidades motoras finas, que son las que implican movimientos precisos de manos y dedos, también son un hito del desarrollo físico de tu hijo. Poco a poco, aprenderá a mover los dedos de forma independiente y conjunta, lo que fomentará la creatividad y la independencia en sus actividades diarias.

Ten en cuenta que los niños se desarrollan a su propio ritmo e intenta no centrarte en lo que «debería» estar haciendo un niño de tres años. Estas son algunas de las cosas que ayudarán a tu peque a prepararse para la escuela infantil:

  • Copiar formas cuadradas.

  • Dibujar cuadrados y círculos.

  • Usar tijeras de seguridad.

  • Copiar líneas (por ejemplo, escribir letras mayúsculas por primera vez).

  • Dibujar una persona con dos, tres o cuatro partes del cuerpo.

Estas habilidades motoras finas generalmente suelen desarrollarse en niños de tres años a medida que mejoran el control muscular y la concentración. Una vez que tu pequeño pueda sostener y controlar un utensilio de escritura como un adulto (es decir, colocando el pulgar en un lado y el resto de dedos en el otro), las posibilidades de su mundo aumentarán de un modo inimaginable. Los niños de tres años pueden perfeccionar sus nuevas habilidades y destrezas con actividades como dibujar y pintar, echar agua de una jarra en una taza (con las dos manos) o usar un tenedor para comer de forma independiente.

 

Consejo

¿Necesitas una idea para un momento de tranquilidad? Algunas actividades divertidas incluyen construir con bloques, colorear, jugar en un arenero, vestir muñecas o peluches, montar puzles simples y ensartar cuentas grandes.

 

Desarrollo emocional en niños de tres años

La vida de los niños pequeños está llena de altibajos en lo que respecta a los sentimientos. Te resultará útil conocer algunos de los hitos del desarrollo emocional que alcanzará tu hijo de tres años. No existe un comportamiento típico a esta edad, pero la mayoría de los niños experimentan lo que te indicamos a continuación.

Hitos del desarrollo con tres años: imaginación y emociones

Gracias a la imaginación vívida de tu pequeño, su rango emocional comenzará a expandirse. Es común que los niños de tres años sientan y expresen todo, desde amor y dependencia hasta miedo e ira. Algunas cosas que pueden sucederle a tu peque incluyen:

  • Considerar algo desconocido como un peligro.

  • Ir y venir entre la realidad y la fantasía, siendo incapaz de notar la diferencia entre ambas.

  • Verse a sí mismo como una persona completa (mente, cuerpo y emociones).

A los tres y cuatro años, a veces considerados los «años mágicos», tu hijo combinará experiencias de fantasía y realidad a medida que crezca y explore. Esto hace que los hitos del desarrollo emocional de un niño de tres años sean bastante variados y, a menudo, un poco difíciles de gestionar.

A continuación, te damos algunos consejos para respaldar el bienestar emocional de tu peque:

  • Elige tus palabras con cuidado. Un niño imaginativo de tres años puede tomarse algunas frases en serio y no entender si estás bromeando. Si dices algo como «Date prisa o te dejo aquí», tal vez crea que hablas en serio y se asuste.

  • Participa en juegos de fantasía. De vez en cuando, implícate en las cosas que tu hijo finja o imagine. Ambos disfrutaréis la experiencia, y tú verás sentimientos que tu hijo no expresa de otra manera.

  • Dale opciones cuando sea posible. Haz que tu pequeño se sienta seguro dándole algunas opciones, como elegir la ropa que ponerse o un juego. Al escuchar sus opiniones y dejarles elegir, aumentas su autoestima y le enseñas a tomar decisiones.

 

Consejo

Tener demasiadas opciones puede abrumar a los niños a esta edad. En lugar de hacer una pregunta abierta como «¿Qué te quieres poner hoy?», dale dos o tres posibilidades. Aprenderá a tomar decisiones mucho mejor si limitas esta cantidad.

 

Desarrollo social en niños de tres años

¿Qué les gusta hacer a los niños de tres años? ¿Cómo interactúan con los demás? El desarrollo social de tu hijo será individual, ya que depende de su personalidad. Aun así, muchos niños alcanzan algunos hitos de desarrollo social cuando se acercan a los tres o cuatro años. Además, te encantará saber que los «terribles dos» están llegando a su fin. Los niños pequeños a veces pueden parecer egoístas, lo cual es normal. Este rasgo suele atenuarse con el tiempo. A la edad de tres años, a medida que se desarrolla la confianza, la independencia y la autoconciencia, es posible que tu pequeño quiera jugar activamente con otros y comenzar a compartir juguetes. Socializar con los demás le enseñará que no todos piensan lo mismo, por lo que seguramente comenzará a aceptar otras opiniones e ideas.

Algunos hitos clave de desarrollo social en niños de tres años incluyen:

  • Buscar nuevas experiencias.

  • Colaborar y compartir con otros niños.

  • Inventar más juegos de fantasía.

  • Negociar con otros para resolver problemas.

  • Asignar roles al jugar (mamá, papá, hada madrina, etc.).

  • Vestirse y desvestirse solo.

  • Comer de forma independiente.

Por lo general, se presta mucha atención al desarrollo en niños de tres años, ya que están a punto de comenzar la educación infantil. Ir a la escuela y compartir juguetes o atención puede ser un problema para algunos peques, pero estas habilidades sociales emergentes les ayudarán a que sea más fácil.

 

Resumen

Observar los hitos de desarrollo social en niños de tres años resulta muy gratificante, ya que esta es la edad en la que suelen comenzar a compartir, crear amistades y colaborar con los demás. También observarás que tu hijo pide más permiso, respeta los turnos, es sensible a los sentimientos de los demás y negocia al resolver problemas.

 

Hitos del desarrollo con tres años: gestionar conflictos

A pesar de que sus habilidades hayan mejorado, los niños de tres años pueden tener problemas en contextos sociales. Es posible que debas enseñar a tu hijo a compartir y jugar bien con sus compañeros en caso de que surjan conflictos naturales. Algunas tácticas útiles para hacer frente a los conflictos son:

  • Animar a tu hijo a usar sus palabras. Esta frase puede parecer muy típica, pero es cierto que funciona. Tu hijo de tres años puede reaccionar físicamente o llorar cuando ocurre algo molesto, como no poder jugar con un juguete. Ayúdale a encontrar y usar palabras para expresar sus sentimientos y resolver el problema. Además, fomentarás que comparta sus cosas y se preocupe por los demás.

  • Predicar con el ejemplo. Los niños tienden a imitar las emociones de los adultos, así que debes intentar resolver los conflictos con calma. Enseña a tu pequeño las palabras que debe usar o muéstrale cómo llegar a un acuerdo de forma pacífica y razonable. Un ejemplo es establecer turnos para usar un juguete. Si te muestras frustrada o ansiosa, lo más probable es que tu hijo también actúe de esa manera.

  • Recordar situaciones anteriores. Si tu hijo comienza a comportarse agresivamente, recuérdale aquella vez que vio a otro niño pegar o gritar. ¿Cómo le hizo sentir? Luego, cambia la situación: «¿Cómo crees que tus acciones hacen sentir a tus amigos?».

  • Sujetarle si se pone agresivo. Si tu pequeño comienza a pegar o tirar cosas, sujétalo para que no lastime a otros niños. Recuerda que pegar no significa que sea malo; es un comportamiento que, con las tácticas correctas, pasará. Si es necesario, saca a tu hijo de esa situación y habla con él tranquilamente. Déjale volver a jugar una vez que se hayan calmado.

  • Considerar un castigo moderado. Dale advertencias antes de castigarle o explícale brevemente por qué ha hecho algo que implica un castigo inmediato (por ejemplo, romper una regla familiar importante). Usa esta técnica solo en los casos más graves o reiterados.

    • Los castigos moderados consisten en llevar al niño a un lugar diferente de donde ha ocurrido el mal comportamiento durante un par de minutos. Da igual que sea en otro cuarto o en la esquina de su habitación, pero asegúrate de que no se distraiga con nada, ni amigos ni juguetes.

 

Consejo

Compartir es complicado, y los niños suelen tener juguetes que son muy especiales para ellos. Antes de quedar para jugar con alguien, pregunta a tu hijo si hay algo que no quiera compartir. De ser así, apártalo hasta que vuelva a quedarse solo.

 

Desarrollo cognitivo en niños de tres años

¿Qué debe saber a nivel académico un niño de tres años? Puede parecer extraño hacerse esta pregunta, ya que aún son muy pequeños. Sin embargo, a esta edad ya se alcanzan muchos hitos cognitivos importantes que respaldan los futuros estudios académicos. ¿Has apuntado a tu peque ya a la escuela infantil?

Un buen indicador del desarrollo cognitivo de un niño de 36 meses es hacer preguntas todo el tiempo. Puede que deje de hacerlo después de un tiempo, pero es normal que ahora quiera saber el porqué de todas las cosas. Forma parte de su proceso de aprendizaje.

A continuación, te damos algunos consejos para responder a las preguntas de tu hijo mientras fomentas su curiosidad y amplías sus conocimientos:

  • Sé clara. Cuando tu hijo te pregunte por qué tiene que hacer algo, dale una respuesta breve y directa, como «Es seguro para ti». Evita darle explicaciones largas y detalladas, ya que no le interesarán y te prestará poca atención.

  • Buscad respuestas juntos. Las preguntas abstractas, como por qué el cielo es azul, son difíciles de responder. Sin embargo, puedes proponerle buscar la respuesta juntos (por ejemplo, ir a la biblioteca y mirar un libro sobre el cielo). Otra idea es preguntar lo mismo de vuelta.

ARTÍCULO RELACIONADO

El sueño
Terrores nocturnos en bebés y niños: causas y tratamiento

Hitos del desarrollo cognitivo con tres años

Ver a los peques absorber conocimientos y perfeccionar su forma de pensar es muy emocionante. El aprendizaje en los niños de tres años se lleva a cabo de muchas maneras. Algunos de los hitos de desarrollo cognitivo que se observan a esta edad incluyen:

  • Nombrar colores.

  • Iniciar juegos de fantasía.

  • Recordar partes de cuentos.

  • Tener un sentido más claro del tiempo.

  • Seguir hasta tres órdenes a la vez.

  • Entender el concepto de contar (e incluso saber algunos números).

Hay muchas actividades divertidas que puedes hacer en casa para respaldar los hitos de aprendizaje de un niño de tres años:

  • Manualidades para niños pequeños.

  • Ideas de manualidades de Halloween.

  • Actividades físicas para niños pequeños.

Desarrollo del lenguaje en niños de tres años

El desarrollo del lenguaje en los niños de tres años es asombroso. Tu hijo ha llegado muy lejos, especialmente si piensas en las primeras palabras que pronunció. Al igual que con otras áreas del desarrollo, el lenguaje y el habla son muy variables en cuanto a tiempo. Dicho esto, muchos padres se asombran con el vocabulario de sus hijos a esta edad, ya que puede incluir 300 palabras o más.

Los hitos del lenguaje para niños de tres años incluyen imitar sonidos y palabras de adultos y hablar en oraciones con varias palabras. Es posible que estas frases relativamente cortas hagan que tu pequeño hable constantemente, y eso es algo bueno. A medida que mejoren sus habilidades lingüísticas, pronunciará y usará las palabras correctamente. En poco tiempo, probablemente entenderás alrededor del 75 % de lo que dice.

Otros hitos del lenguaje y el habla en niños de tres años son: • Comprender los conceptos de «igual» y «diferente». • Entender la gramática básica. • Hablar claramente. • Contar historias.

Consejo

«¿Qué es esto, mamá? ¿Y esto?»

¿Las preguntas constantes de tu hijo de tres años te sacan de quicio? Si es así, recuerda que hacer preguntas es la forma en que tu peque aprende los nombres de las cosas. Si pasa un coche rojo y conoce las palabras, es posible que diga con entusiasmo «coche rojo». Sin embargo, si aún no sabe lo que es, es normal que pregunte. Disfruta explicándoselo.

 

Fomentar el desarrollo del lenguaje

Cuando se trata de hitos de desarrollo del lenguaje, lo que un niño de tres años «debe» saber no es muy útil, ya que puede desarrollar la comprensión del habla y el lenguaje a un ritmo diferente que otro niño de la misma edad. Lo mejor es que te centres en tu hijo y le ayudes a mejorar estas habilidades conversando. Puedes usar algunas estrategias específicas:

  • Añadir descripciones. Si tu hijo dice «coche rojo», repítelo y añade cosas a la explicación. Incluso una respuesta simple como «Sí, es coche rojo grande y tiene cuatro ruedas negras» ayudará a mejorar las habilidades lingüísticas de tu pequeño.

  • Hacer preguntas. Cuando tu hijo esté contando una historia, haz preguntas que le inviten a conversar. Si está describiendo un monstruo en un cuento de hadas, pregúntale cómo es o qué lleva puesto. Esta técnica potencia el vocabulario y las habilidades narrativas.

  • Usar pronombres. Los niños de tres años no dominan del todo el arte de usar pronombres, así que intenta usar estas palabras tanto como sea posible para ayudarle. En lugar de llamarte mamá o papá, usa «yo» para ti y «tú» para tu hijo.

  • No corregir en exceso. Es posible que tu hijo alcance los hitos particulares del lenguaje y el habla más tarde de los tres años. Por ejemplo, es muy común que los niños pequeños pronuncien mal las letras. En lugar de corregirle, repite lo que ha dicho pronunciando bien las letras y los sonidos. Lo más probable es que se corrija a sí mismo con el tiempo.

¿Cómo respaldo el desarrollo de mi hijo de tres años?

¿Qué debo enseñarle a mi hijo de tres años? Esta es una pregunta que muchos padres se hacen. Puedes hacer muchas cosas para respaldar el desarrollo de tu peque y aumentar su curiosidad natural a medida que aprende. No se trata tanto de enseñarle cosas específicas como de crear un entorno seguro para que explore su mundo. Hemos sugerido muchas formas para respaldar el desarrollo de los niños de tres años, pero aquí tienes algunas pautas generales más:

  • Fomentar la independencia. Los hitos del desarrollo físico, emocional, social, cognitivo y del lenguaje en los niños de tres años tienen algo en común: la independencia. A esta edad, suele encantarles probar cosas nuevas por su cuenta, siempre bajo la supervisión de sus padres o tutores.

  • Hablar, hablar y hablar. El balbuceo de una persona es la conversación de un niño pequeño. Ayuda a tu hijo a alcanzar los hitos del desarrollo social, emocional y del lenguaje hablando constantemente con él. La voz, las respuestas y la atención inspiran el desarrollo del habla, la expresión emocional y la autoestima.

  • Fomentar el juego. Jugar en el interior o al aire libre, ya sea solo o con otros niños, puede respaldar el desarrollo físico de tu hijo de tres años y ayudarte a alcanzar los hitos de desarrollo social y emocional. Al fin y al cabo, jugar equivale a aprender con esta edad.

  • Quedar con amigos para jugar. Estos ratos son divertidos para tu hijo y te ayudan a desconectar. Usa ese tiempo para relajarte y hablar con otros padres, o bien déjale en casa de algún amigo y disfruta de un poco de tiempo libre. Pasar tiempo con otros niños (y también con hermanos y adultos) mejora el desarrollo social y prepara a tu hijo para la escuela infantil.

  • Leer con frecuencia. Para que tu peque aprenda vocabulario y conceptos nuevos, lo mejor es leer. Haz que se apasione por la lectura leyendo algo todos los días o pidiéndole que te cuente un cuento (incluso si se inventa la historia).

 

Resumen

Respaldar los hitos de tu hijo de tres años incluye crear un espacio seguro para que experimente cosas nuevas, cometa errores y aprenda. Fomenta la independencia y el juego, habla con él y leed juntos. Aprovecha también para quedar con amigos y jugar.

 

Retrasos en el desarrollo en niños de tres años

Si tu hijo de tres años aún no ha alcanzado algunos de los hitos del desarrollo anteriores, no tienes de qué preocuparte. Algunos niños crecen y se desarrollan a un ritmo más lento, y eso está bien. Sin embargo, debes consultar al pediatra si observas alguno de los siguientes problemas:

  • Retrasos en el desarrollo físico

    • No es capaz de lanzar una pelota por encima de la cabeza.

    • No es capaz de saltar en un lugar.

    • No puede subir en triciclo.

    • No puede sostener un lápiz entre el pulgar y los dedos.

    • Tiene problemas para garabatear o apilar bloques.

  • No puede copiar un círculo.

    • Retrasos en el desarrollo emocional y social

    • Todavía llora o se agarra cuando los padres se van.

    • No muestra interés en juegos interactivos o de fantasía.

    • Ignora a otros niños.

    • Pega cuando está molesto, sin autocontrol.

    • Muestra resistencia a vestirse, dormir o usar el baño.

    • No responde a nadie fuera de la familia.

  • Retrasos en el desarrollo del lenguaje

    • No usa oraciones con más de tres palabras.

    • No puede usar «yo» y «tú» correctamente.

Esta guía da una idea general de cómo suelen desarrollarse los niños a los tres años. En la mayoría de los casos, los retrasos en los hitos del desarrollo no indican nada grave. No obstante, el pediatra te ayudará a identificar y resolver cualquier problema desde el principio. Consúltale si tienes alguna duda sobre el ritmo de desarrollo.

Dado que cada niño es diferente y se desarrolla a un ritmo único, no es muy útil usar una lista de hitos para los tres años. En su lugar, habla con el pediatra sobre los hitos que va a alcanzar tu pequeño. Puedes crear tu propia lista de verificación para realizar un seguimiento de lo que ha conseguido, pero es mejor ir día a día y preguntar al pediatra si tienes dudas.

PREGUNTAS FRECUENTES

Cada niño se desarrolla a su propio ritmo, pero algunos hitos de desarrollo cognitivo y físico que suelen alcanzar (y que les ayudarán a prepararse para la escuela) incluyen:

  • Nombrar colores.
  • Juego libre y de fantasía.
  • Recordar partes de historias.
  • Cumplir órdenes (hasta tres a la vez).
  • Entender el concepto de contar.
  • Copiar formas cuadradas.
  • Dibujar personas con hasta cuatro partes del cuerpo.
  • Usar tijeras de seguridad.

Conclusiones

Cuando los niños se acercan a los tres y cuatro años, crecen y acumulan muchos hitos de desarrollo. Respalda el progreso de tu hijo fomentando su independencia y sus habilidades e intereses emergentes. Habla con él y leed juntos, hazle preguntas, participa en juegos de fantasía, quedad con amigos para jugar y haz que juegue tanto en la calle como en casa.

No dudes en consultar al pediatra si tienes alguna pregunta o duda sobre el desarrollo de tu hijo.

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. A continuación, se incluye una lista con las fuentes utilizadas para elaborar el artículo. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.