Primeros días de un bebé después de nacer

Las primeras horas y días de un bebé suelen ser mágicos, ya que por fin puedes abrazar y mirar a tu nuevo recién nacido después de tantos meses de espera.

No obstante, no todos los momentos son idílicos. Algunos aspectos de la paternidad son un poco más complicados, y la mayoría de personas engloban las heces en esta categoría. Aun así, incluso los momentos difíciles son una parte importante de la gran aventura que te espera.

El meconio es una sustancia que constituye la primera caca del bebé. Sigue leyendo para descubrir qué es, de dónde procede y cómo tratarlo.

¿Qué es el meconio?

En resumen, el meconio constituye la primera caca del bebé. Es una sustancia pegajosa, casi inodora y de color negro verdoso que se elimina durante las primeras evacuaciones del bebé, a menudo durante las 24 horas posteriores a su nacimiento. Tiene un aspecto y un olor muy diferentes de las heces normales que encontrarás más adelante en el pañal de tu hijo.

¿De qué está hecho el meconio?

Quizás te preguntes por qué tu recién nacido necesita evacuar en este momento, ya que apenas ha comido todavía.

A partir de la semana 13 de embarazo, el bebé comienza a tragar el líquido amniótico que le rodea en el útero.

La práctica de estos movimientos contribuye a que su sistema digestivo se desarrolle para la vida fuera del útero.

Una gran cantidad de este líquido se elimina en forma de orina, pero el resto permanece en el intestino de tu peque junto con un montón de células de la piel, lanugo y otras partículas que flotan en el líquido amniótico.

Todos estos ingredientes se acumulan en su intestino y generan una sustancia pegajosa similar al alquitrán: el meconio (que pronto podría aparecer en su pañal).

Trucos para gestionar el meconio

Las primeras heces de tu bebé se producirán poco después de que nazca, normalmente durante las primeras 24 horas. Podría suceder antes o después de ponerle el primer pañal, por lo que es posible que lo veas mucho más cerca de lo que esperabas según el momento de la primera evacuación.

Utiliza toallitas suaves para limpiar al bebé. Después, colócale un pañal cómodo y absorbente.

El meconio tiende a adherirse a las cosas, por lo que es posible que manches un poco tu ropa o los primeros conjuntos de tu pequeño aunque tengas cuidado, sobre todo si aún estás aprendiendo a cambiarle los pañales.

Aunque es posible que tardes un tiempo en experimentarlas, las fugas del pañal son un reto que deben afrontar muchos padres.

Para evitar las fugas, debes asegurarte de que tu pequeño lleve una talla adecuada de pañal. Si no estás segura de qué talla es mejor, utiliza nuestra tabla de pañales por peso y tamaño.

Estos son solo los primeros de los cientos de pañales que cambiarás. Puedes convertirlos en regalos, descuentos y cupones con la aplicación Dodot VIP.

HERRAMIENTAS DE PAÑALES

Calculadora de Pañales

Averigua la talla de pañal de tu bebé, cuántos pañales necesitará al día y durante cuánto tiempo, gracias a nuestra sencilla herramienta.

¿Cuándo comenzará mi bebé a hacer caca normal?

Pueden pasar unos días hasta que el meconio desaparezca por completo del sistema de su bebé. Lo sabrás porque sus heces adoptarán un color verde amarillento.

Si das el pecho a tu bebé, sus heces irán adquiriendo la consistencia y el color de la mostaza. Si utilizas leche de fórmula, podrían tener un color amarillo oscuro o marrón.

Cuándo consultar al médico

El meconio suele ser inofensivo, si acaso algo pringoso. Sin embargo, puede causar una serie de complicaciones que debes tener en cuenta. A continuación, se muestran algunos ejemplos de cuándo consultar al pediatra:

  • Si tu bebé no evacua durante las 24 horas posteriores al parto, lo más probable es que haya un tapón de meconio, lo que solo supone un pelín de atasco. No obstante, debes descartar una complicación muy rara conocida como íleo meconial, que ocurre cuando el meconio es demasiado espeso para salir, ya que podría ser un síntoma de una enfermedad subyacente más grave.

  • Si las heces tienen trazas rojas, es posible que el bebé haya tragado un poco de sangre durante el parto o que tus pezones hayan sangrado mientras amamantaba. Aun así, es importante que le revisen para estar seguros.

  • Si observas que las heces de tu pequeño son blancas o de un tono arcilloso, consulta inmediatamente al pediatra para que pueda investigar la causa y descartar cualquier enfermedad rara que pueda necesitar un tratamiento urgente.

Síndrome de aspiración de meconio

A veces, los recién nacidos evacuan por primera vez durante el parto o las últimas semanas del embarazo. Esto significa que parte del meconio termina en el líquido amniótico, lo que se conoce como «tinción de meconio» del líquido.

En casos muy raros, tu bebé puede inhalar parte del líquido amniótico con meconio, lo que causa una complicación grave conocida como síndrome de aspiración de meconio en caso de que entre en los pulmones.

El meconio dificulta la respiración porque puede obstruir o irritar las vías respiratorias, lesionar el tejido pulmonar e impedir que actúe el surfactante, una sustancia grasa que ayuda a abrir los pulmones después de nacer.

Si se interviene a tiempo, la mayoría de los bebés con síndrome de aspiración de meconio mejoran y no tienen complicaciones. Tu equipo médico estará atento a cualquier síntoma y sabrá qué hacer exactamente para que el bebé reciba un tratamiento rápido y eficaz, así como para prevenir o reducir cualquier consecuencia a largo plazo.

La mayoría de los casos de síndrome de aspiración de meconio no son graves. Si le sucede a tu recién nacido, puedes estar tranquila de que estará en buenas manos.

Preguntas frecuentes

El meconio se acumula en el intestino del bebé cuando traga el líquido amniótico en el útero.

La ingesta de meconio en el útero o durante el parto suele ser inofensiva. No obstante, si el líquido amniótico presenta tinción de meconio, aumenta el riesgo de que entre en los pulmones (lo que se denomina síndrome de aspiración de meconio) y puede ser grave.

Pueden pasar unos días hasta que el meconio desaparezca por completo del sistema de digestivo de tu recién nacido. Cuando esto suceda, sus heces adquirirán un color más claro.

Antes de quedarte embarazada, probablemente no pensaste que algún día te emocionarías tanto con algo como la caca. Sin embargo, el meconio que recubre esos primeros pañales es una señal de que el sistema digestivo de tu pequeña está ansioso por comenzar a funcionar. Atesorarás todos estos pequeños logros, aunque sean de lo más pegajoso.

  • Healthy Children: Primeras evacuaciones del bebé
  • Kids Health: Aspiración de meconio
  • Mayo Clinic: Fibrosis quística
  • Libro: Your Pregnancy and Childbirth: Month to Month, sexta edición Paperback – 1 de enero de 2016 Por American College of Obstetricians and Gynecologists (autor)
  • Libro: El cuidado de su bebé y niño pequeño: Desde el nacimiento hasta los cinco años, tercera edición – 2 de noviembre de 2014 De Por American Academy of Pediatrics (autor)