enuresis nocturna infantil

Hacerse pis en la cama por la noche durante el sueño es más común en los niños pequeños de lo que crees. La mayoría superan este tipo de enuresis, conocida médicamente como enuresis nocturna nocturna o nicturia, al cumplir los 5 años, pero en algunos casos puede continuar. La enuresis no es una enfermedad; sin embargo, puede ser un reto para los padres y una vergüenza para los niños. Averigua qué puede causar la enuresis y cómo sobrellevar este periodo de la vida de los más pequeños.

¿Qué es mojar la cama (enuresis nocturna)?

Cuando los niños se hacen pis en la cama solo mientras duermen, se denomina oficialmente incontinencia nocturna o enuresis nocturna. Más comúnmente, se habla de mojar la cama. Esta micción involuntaria se produce mientras el niño duerme.

Una escena matutina familiar de muchos hogares puede incluir sábanas y pijamas mojados y un niño avergonzado. Sin embargo, debes saber que esto no significa que tus esfuerzos para que aprenda a ir al baño no hayan servido para nada. Es una parte normal del desarrollo de tu hijo.

Hay varias formas de controlar la enuresis. Lo mejor es tener paciencia y comprender a tu hijo, y luego aplicar las numerosas soluciones que tenemos.

¿Cómo de común es la enuresis en los niños?

Todos los niños se hacen pis en la cama y tienen «accidentes» en algún momento del aprendizaje para ir al baño. Es una parte normal y esperada de este proceso. En general, pueden mojar la cama incluso después de que hayan aprendido a ir al baño, algo que suele ocurrir entre los 2 y los 4 años.

Incluso después de tu hijo haya aprendido a ir al baño, puede sufrir episodios de enuresis hasta dos o tres veces por semana. Poco a poco, estos pueden ir disminuyendo y acabar desapareciendo, a menudo en torno a los 5 años. Sin embargo, cada niño es diferente, por lo que tu hijo puede estar o no dentro de esa franja de edad.

  • Es posible que algunos niños sigan mojando la cama después de esta edad. Estadísticamente, la enuresis afecta a 1 de cada 4 niños a los 5 años, a 1 de cada 5 niños a los 7 años y a 1 de cada 20 niños a los 10 años. La enuresis es más frecuente en los niños que en las niñas. Además, es hereditaria y suele transmitirse por vía paterna.

Causas de mojar la cama (enuresis nocturna)

Los profesionales de la medicina no comprenden del todo la enuresis, pero, en general, se cree que los niños tardan en desarrollar el control de la vejiga por la noche. Esto implica controlar el sistema nervioso y el muscular para suprimir inconscientemente la sensación de vejiga llena. Por lo tanto, mojar la cama no es algo que los niños puedan dejar de hacer de forma voluntaria.

Estas son algunas de las razones por las que puede que tu hijo moje la cama:

  • Tiene un sueño profundo y le cuesta despertarse cuando su vejiga está llena.

  • Su vejiga es pequeña o no se ha desarrollado lo suficiente como para retener el pis durante toda la noche.

  • Es posible que aún no haya aprendido a retener el pis y a vaciar la vejiga (la comunicación entre el cerebro y la vejiga podría estar aún en desarrollo).

  • Produce demasiado pis por la noche debido a la falta de la hormona antidiurética, que ralentiza la producción de pis por la noche.

  • El estreñimiento puede ejercer presión sobre la vejiga, lo que lleva a mojar la cama.

  • Está demasiado cansado.

  • Tiene un problema médico, como diabetes o infección del tracto urinario.

  • Tiene malestar psíquico, causado por algo triste, un cambio importante en la vida o estrés, como la llegada de un nuevo hermano, una mudanza o un divorcio.

  • Hay antecedentes familiares de enuresis.

  • Si tu hijo tiene apnea del sueño, en la que la respiración se interrumpe mientras duerme, puede ser más propenso a mojar la cama.

  • Tu hijo tiene un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

En resumen

Hay muchas razones por las que tu hijo puede mojar la cama, como una vejiga poco desarrollada; la incapacidad de retener el pis; un sueño muy profundo; la producción de demasiado pis por la noche; el estreñimiento, que causa presión en la vejiga; malestar psíquico; o un problema médico.

Soluciones para manejar la enuresis de tu hijo

Si tu hijo moja la cama, es mejor no darle importancia. Responde con calma y discreción, y ten en cuenta que tu hijo no está mojando la cama a propósito.

Aquí tienes 10 consejos para controlar la enuresis de tu hijo:

  1. No lo castigues ni lo culpes.

  2. Ayúdalo a sentirse menos avergonzado después del episodio. Asegúrale que los accidentes ocurren. Explícale que la enuresis no es culpa suya, que le pasa a todos los niños y que desaparecerá con el tiempo.

  3. Si la enuresis se da en la familia (por ejemplo, si un hermano o uno de los padres mojaba la cama con frecuencia), házselo saber a tu hijo para que la situación le resulte más cercana.

  4. Considera la posibilidad de que tu hijo vuelva a utilizar pañales de aprendizaje o de utilizar una funda de plástico sobre su colchón para que sea más fácil limpiarlo después de cada episodio.

  5. Considera la posibilidad de que tu hijo ayude a cambiar las sábanas después de hacerse pis en la cama, pero no lo fuerces si lo interpreta como un castigo.

  6. Fija la norma de no burlarse de los hermanos.

  7. Presta atención a cuántas veces hace pis y caca durante el día tu hijo.

  8. Anima a tu hijo a ir al baño justo antes de irse a dormir y evita que beba mucho líquido.

  9. Despierta a tu hijo un par de horas después de acostarse y anímalo a ir al baño.

  10. Premia a tu hijo por las noches secas con un refuerzo positivo y apóyalo con cariño cuando se haga pis.

En resumen

La clave para manejar un episodio de enuresis es no regañar a tu hijo ni hacer que se sienta avergonzado. Mantén la calma y ayúdalo a entender que ha sido un accidente, que les ocurre a muchos niños y que desaparecerá con el tiempo.

Para manejar la enuresis de tu hijo, presta atención a cuándo hace pis y caca durante el día, fomenta que vaya al baño antes de acostarse, considera la posibilidad de ponerle pañales de aprendizaje, usa una funda de plástico para el colchón, etc.

ARTÍCULO RELACIONADO

Happyjama
Tratamientos de la enuresis para niñas mayores de 6 años

Signos que pueden indicar algo más allá de la enuresis

Si sigue mojando la cama con frecuencia entre seis meses y un año después de haberlo enseñado a ir al baño, es posible que tu hijo tenga una enfermedad.

Si tu hijo ya ha aprendido a ir al baño y notas alguno de estos signos, consulta a su pediatra:

  • Ropa interior, sábanas y pijamas mojados, incluso cuando tu hijo va al baño con regularidad.

  • Un cambio en la frecuencia con la que hace pis o en la cantidad de pis que expulsa.

  • Esfuerzo, dolor o sensación de ardor al hacer pis.

  • Un chorro de pis pequeño o fino, o un goteo después de hacer pis.

  • Pis rosa o turbio, o manchas de sangre en la ropa interior o en el pijama.

  • Un sarpullido rojo en la ingle.

  • Ropa interior mojada oculta.

  • Hacerse pis después de toser, correr o levantar peso.

  • Hacerse pis tanto de día como de noche.

  • Un cambio repentino de humor y de personalidad.

  • Control deficiente de las ganas de hacer caca.

  • Problemas al caminar, como desequilibrios, que pueden indicar problemas neuronales.

En resumen

Consulta al pediatra si observas algún cambio en su micción, como la cantidad, el color, un chorro débil, dolor o ardor al hacer pis o goteo después de hacer pis. Otros signos por los que el pediatra deberá examinar a tu hijo son, por ejemplo, un sarpullido en la ingle, un control deficiente de las ganas de hacer caca, cambios de humor y hacerse pis encima tanto de día como de noche.

Consulta al pediatra sobre la enuresis nocturna

Si tu hijo tiene más de 5 años y sigue mojando la cama incluso después de probar los diferentes métodos mencionados anteriormente, consulta a su pediatra para que te ofrezca orientación. El pediatra puede hacerte preguntas sobre los episodios para determinar si la enuresis está relacionada con estrés, antecedentes familiares de enuresis, beber demasiado líquido o comer alimentos salados, o si hay algo inusual en el pis de tu pequeño.

Pruebas en caso de enuresis nocturna

En algunos casos, es posible que el pediatra de tu hijo quiera realizar pruebas para ver si hay una causa subyacente de la enuresis.

Si el pediatra sospecha que existe una infección del tracto urinario, puede pedir pruebas para analizar el pis de tu hijo. También puede recetarle antibióticos.

Para descartar una alteración en la vejiga o los riñones, el médico puede solicitar una radiografía de la vejiga de tu hijo o una ecografía de sus riñones.

Tratamiento para la enuresis nocturna

En algunos casos, el pediatra puede recomendarle a tu hijo un sencillo tratamiento en casa, como evitar beber líquidos dos horas antes de acostarse. Si está estreñido, es posible que el pediatra le recomiende un tratamiento.

Alarma para la enuresis

Hay otra opción que puede ayudar a tu hijo si lleva entre uno y tres meses haciéndose pis en la cama: una alarma para la enuresis. Tal vez el pediatra te recomiende el uso de este dispositivo, que incluye una almohadilla que detecta la humedad y que se coloca en las sábanas o en el pijama de tu pequeño.

Esta alarma despierta a tu hijo cuando detecta que está mojado. Sin embargo, el dispositivo no es infalible, ya que muchos niños se duermen sin escuchar la alarma. Es posible que tú tengas que intervenir y despertar a tu hijo cuando oigas la alarma.

Si se siguen las instrucciones del pediatra, es posible que la alarma para la enuresis haga que tu hijo se despierte cuando tenga que ir al baño. Funciona en más de la mitad de los niños que la usan, pero quizá sean necesarios al menos cuatro meses de uso para acabar con este problema.

Medicamentos

Los medicamentos orales recetados por el médico también son una posibilidad para los niños mayores; estos funcionan en alrededor de la mitad o dos tercios de los niños que los utilizan. Los efectos secundarios son poco frecuentes, pero las tasas de recaída son altas. Sin embargo, estos medicamentos pueden ser útiles cuando se utilizan de forma ocasional para situaciones concretas, como en fiestas de pijamas o campamentos de verano.

En resumen

Si tu hijo tiene más de 5 años y sigue haciéndose pis en la cama, lo mejor es que consultes al pediatra para que te ofrezca orientación. Es posible que el pediatra quiera realizar algunas pruebas para descartar una enfermedad. En función de la edad de tu pequeño, el pediatra puede recomendarle un tratamiento que incluya el uso de una alarma para la enuresis o recetarle algunos medicamentos.

PREGUNTAS FRECUENTES

Hay muchas razones por las que tu hijo puede hacerse pis en la cama. Algunas de ellas son:

  • Tu pequeño duerme muy profundamente y no es capaz de despertarse cuando la vejiga está llena.
  • Su vejiga es pequeña y aún se está desarrollando.
  • Produce demasiado pis por la noche. 
  • Por el estreñimiento, se ejerce presión sobre la vejiga.
  • Tiene estrés o malestar psíquico por cambios familiares repentinos.
  • Tiene antecedentes familiares de enuresis.

Tu hijo tiene una enfermedad que aumenta las posibilidades de hacerse pis en la cama.

En algunos casos, el hecho de que tu hijo se haga pis en la cama puede indicar que tiene una enfermedad más allá de la enuresis. Si observas alguno de los siguientes signos, consulta al pediatra:

  • Un cambio en la cantidad de pis.
  • Esfuerzo, dolor o ardor al hacer pis, o un goteo posterior.
  • Pis turbio o de color rosado, o ropa interior con manchas de sangre.
  • Un sarpullido en la ingle.
  • Pis después de una actividad como correr o levantar peso, o incluso después de toser con fuerza.
  • Hacerse pis durante el día y la noche.
  • Caminar desequilibrado.

Sí, el estrés puede ser la causa de la enuresis nocturna infantil. La angustia provocada por algo terrible o el estrés de tener un hermanito nuevo, pasar por un divorcio o incluso por una mudanza pueden hacer que el niño vuelva a mojar la cama después de haber estado un tiempo sin hacerlo.

Conclusiones sobre la enuresis

Todo el mundo ha mojado la cama alguna vez; incluso tú cuando eras pequeña. No es raro que los niños entre 2 y 4 años se hagan pis mientras aprenden a ir al baño de noche y de día. La mayoría de los niños dejan de mojar la cama en torno a los 5 años, pero algunos pueden seguir haciéndolo después de esa edad.

Hay muchas razones por las que tu hijo puede hacerse pis en la cama. Algunas de ellas están relacionadas con el desarrollo de la vejiga, la incapacidad de retener el pis por la noche o una producción excesiva de pis al final del día. A veces, la causa puede ser una enfermedad. Los niños que tienen apnea del sueño o TDAH son más propensos a mojar la cama, aunque también puede tratarse de algo hereditario.

Si tu hijo moja la cama, en lugar de castigarlo, tranquilízalo diciéndole que solo ha sido un accidente y que a todo el mundo le ha pasado alguna vez. Para que los episodios futuros sean menos molestos, puedes ponerle unos pañales de aprendizaje o utilizar una funda para el colchón. Antes de acostar a tu hijo, anímalo a ir al baño y procura que beba menos líquidos al final del día.

Si te preocupa que tu hijo se haga pis en la cama, consulta a su pediatra para que te ofrezca orientación. Algunas pruebas pueden indicar que la enuresis se debe a una enfermedad. El médico también puede recetar un medicamento o recomendar el uso de una alarma para la enuresis para ayudar a tu hijo a retener el pis. Ten la seguridad de que, tarde o temprano, todos los niños dejarán de mojar la cama.

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. A continuación, se incluye una lista con las fuentes utilizadas para elaborar el artículo. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.