Llamar a tu bebé igual que a un familiar

Llamar a tu bebé igual que a un familiar

04/07/19
2 minutos para leer

Elegir para tu bebé el nombre de un familiar es, sin duda, una demostración de amor. Sin embargo, elegir un nombre para tu bebé de esta forma también puede darte bastantes quebraderos de cabeza. Por eso, queremos compartir contigo algunos consejos para que los tengas en cuenta antes de bucear en tu árbol genealógico en busca del nombre perfecto.

No empieces lo que no puedes acabar

Tu abuelo se llamaba Jorge y tú lo adorabas. Además, Jorge es un nombre bonito y con mucha fuerza, así que tenías claro que ese sería el nombre de tu primer hijo. Sin embargo, cuando está en camino el segundo, no estás segura de querer llamarlo Anselmo, como tu otro abuelo.

Por otro lado, no te gusta la idea de que tu hijo mayor tenga un nombre con historia y el pequeño se tenga que conformar con uno que no tenga tanto valor sentimental para ti. En ese caso, tendrás que encontrar un nombre con la misma carga emocional que el primero o, en caso contrario, no utilizar el nombre de ningún familiar. Si los nombres de tus antepasados no te acaban de convencer, prueba a buscar los nombres de bebé más populares para niño y para niña.

No excluyas a nadie

No hay ningún problema con ponerle a tu bebé el nombre de un familiar que todavía está vivo, siempre y cuando esto no haga que nadie se sienta excluido. Los familiares que ya no están a nuestro lado no pueden quejarse si se pasan por alto, pero si empiezas a llamar a tus bebés como a miembros de una familia, pueden pasar dos cosas: que no haya suficientes nombres de familiares o que no tengas tantos bebés como para utilizarlos todos.

También puede ocurrir que elegir el nombre de un familiar de tu rama de la familia te haga sentirte obligada a escoger un nombre de la familia de tu pareja para tu segundo bebé.

Elige un nombre con significado

Tener un nombre con historia puede influir mucho en la vida de una persona. Si el nombre que has elegido tiene una historia detrás, es posible que tu hijo trate de parecerse a su tocayo e intente imitar sus virtudes. Si la persona en cuyo nombre te has inspirado todavía está viva, no es mala idea pedirle permiso y explicarle por qué te gustaría usar su nombre. Este puede ser un momento muy emotivo: ¡que elijan tu nombre para un bebé es todo un honor!

Tú decides

Aunque en tu familia haya una larga tradición a la hora de elegir los nombres de los hijos, no tienes por qué seguirla. Es tu bebé y, seguramente, se va a llamar igual toda su vida, así que tú tienes la última palabra. Por eso, aunque los nombres de tus familiares son opciones que puedes plantearte, la decisión está en tus manos.

Si todavía necesitas inspiración, puedes utilizar nuestro Generador de nombres para bebés. Esta enorme base de datos te permite realizar búsquedas por género, popularidad, significado y mucho más. Además, incluye detalles concretos sobre cada nombre (por ejemplo, Adrián o Laura).

Tal vez te interese: