el sangrado de implantación

Cuando un óvulo fecundado se implanta en la pared del útero, que es donde comienza a crecer, puedes experimentar un sangrado leve. Se conoce como «sangrado de implantación» y puede ser uno de los primeros síntomas del embarazo. Algunas mujeres no lo tienen, mientras que otras ni siquiera se dan cuenta. Si es tu caso, debes saber que no hay ningún problema con el embarazo. Puedes hacerte un test de embarazo en casa y, una vez que sepas si estás embarazada, completar nuestro test para adivinar el sexo del bebé.

¿Sangrado de implantación o regla?

Es posible que confundas el sangrado de implantación con una regla muy leve. No obstante, hay algunas diferencias. Aunque cada mujer tiene una regla diferente, se puede averiguar si es sangrado de implantación por el color y la cantidad de sangre, así como por el punto en que te encuentres del ciclo menstrual. Además, presta atención a otros síntomas del embarazo, como la frecuencia a la hora de ir al baño, la fatiga o las náuseas (por ejemplo, náuseas matutinas).

A continuación, se muestran los síntomas principales del sangrado de implantación en comparación con la regla:

  • Cantidad de sangre. El sangrado de implantación no es abundante, sino más bien flujo una manchita (es decir, unas gotas de sangre en la ropa interior).

  • Color de las manchas. La sangre durante la implantación es de un tono rosado o marrón, por lo que no tiene nada que ver con el rojo intenso de la regla en algunas mujeres.

¿Cuándo ocurre el sangrado de implantación?

El sangrado de implantación puede ocurrir entre 10 y 14 días después de la concepción, una vez que el óvulo fecundado se ha implantado en el endometrio. Ten en cuenta que la concepción puede ocurrir un día diferente a la fecha en que mantuviste relaciones sexuales. Los espermatozoides pueden vivir hasta cinco días dentro del tracto reproductivo de una mujer, por lo que la concepción puede producirse varios días después de mantener relaciones sexuales.

¿Debo hacerme un test de embarazo durante el sangrado de implantación?

Puedes hacerte un test de embarazo en casa durante el sangrado de implantación. Recuerda que tu cuerpo no producirá la hormona del embarazo (es decir, la gonadotropina coriónica humana o hCG) hasta que el óvulo fecundado se implante en el útero, que es el momento en que se produce el sangrado de implantación. Cuanto antes realices el test, menos hCG se detectará, por lo que es posible que el test no sea concluyente. Si esperas hasta echar en falta la regla, obtendrás un resultado mucho más preciso.

Si el test es positivo, concierta una cita con tu médico para confirmar el embarazo. Para estimar cuándo llegará la bebé, utiliza nuestra Calculadora de la fecha de parto.

¿Debo ir al médico?

El sangrado de implantación no suele ser motivo de preocupación, pero es recomendable consultar al médico si experimentas cualquier tipo de sangrado durante el embarazo. Aunque el manchado leve al comienzo del embarazo es totalmente normal, hay una serie de problemas que se deben descartar cuanto antes (por ejemplo, la infección, el aborto espontáneo o el embarazo ectópico).

Preguntas frecuentes

  • Sí, pero los resultados de los tests de embarazo en casa suelen ser más precisos si se hacen tras echar en falta la regla.

  • Es posible que veas manchitas de un tono rosado o marrón en el papel higiénico.

  • El sangrado de implantación es muy leve. Si notas algo, serán manchitas de un tono rosado o marrón.

  • El sangrado de implantación ocurre cuando un óvulo fecundado se implanta en el útero. Esto suele suceder entre 10 y 14 días después de la concepción. Si tienes períodos regulares, coincidirá más o menos con el momento en que esperas la regla.

El sangrado de implantación se puede confundir con una regla leve, sobre todo si tiene períodos ligeros o irregulares. No obstante, estas gotas también pueden indicar que está a punto de comenzar uno de los períodos más emocionantes de tu vida. Si no estás segura, consulta a tu médico.