El nacimiento de un bebé es un momento muy emocionante y feliz para cualquier mujer. No obstante, la vida después del parto está cargada tanto de incógnitas como de alegrías, especialmente para las madres primerizas. El sangrado posparto normal, también denominado loquios, puede ser una de esas experiencias que no habías anticipado. A continuación, intentaremos responder tus posibles dudas.

¿Qué es el sangrado posparto?

Por lo general, el sangrado posparto se refiere al flujo vaginal que aparece después de dar a luz, ya sea por vía vaginal o por cesárea. Esta secreción, también conocida como loquios, está formada por sangre y tejido de la placenta. Se produce porque el útero se está desprendiendo de la membrana mucosa que lo recubría durante el embarazo.

Consulta al médico si sospechas que el sangrado puede ser algo más serio que los loquios.

¿Es normal sangrar después del parto?

Es muy normal sangrar durante el período posparto. De hecho, es posible que observes pequeños coágulos en la secreción.

Sin embargo, si tienes un sangrado abundante (es decir, empapas dos compresas sanitarias en menos de una hora) y también notas dolor pélvico, fiebre o sensibilidad, consulta al médico. Puede que el sangrado esté causado por algo que no sea el desprendimiento del revestimiento uterino.

¿El sangrado posparto es diferente si me hacen una cesárea?

El sangrado vaginal después de un parto por cesárea no suele ser diferente. Si acaso, es más leve.

¿Qué debo hacer si estoy sangrando?

Si tienes sangrado posparto, debes usar una compresa sanitaria y evitar los tampones. Los médicos recomiendan no introducir nada en la vagina durante las seis semanas posteriores a dar a luz.

¿Cuánto duran los loquios (o sangrado vaginal posparto)?

El sangrado posparto es diferente para cada mujer. A algunas puede durarles un par de semana, pero otras lo tienen hasta un mes o más. Por lo general, se detiene después de cuatro o seis semanas.

¿Los loquios pueden desaparecer después de una semana?

No necesariamente. Los loquios (o sangrado vaginal posparto) son diferentes para cada mujer. A algunas les desaparecen después de un par de semanas, mientras que a otras les duran más de un mes.

¿El sangrado posparto puede detenerse y volver a aparecer más adelante?

Aunque puede haber momentos en los que notes más o menos secreción, los loquios en sí no suelen detenerse por completo y volver a aparecer más adelante. A veces, la secreción de color rojo brillante que tuviste los primeros días después del parto sí puede regresar.

El flujo vaginal puede aumentar:

¿Es posible que siga sangrando dos, tres o cuatro semanas después del parto?

Sí. Es normal que los loquios duren al menos un par de semanas (e incluso más de un mes). Son diferentes para cada mujer. El sangrado posparto suele detenerse en cuatro o seis semanas.

¿Qué aspecto tiene el sangrado posparto?

Depende de cuánto tiempo haya pasado desde que diste a luz. Poco a poco, los loquios pueden cambiar de las formas que se indican a continuación:

  • Por lo general, el sangrado posparto comienza como un sangrado más abundante. La secreción es de color más oscuro.

  • En los primeros días después de dar a luz, los loquios pueden ser de color rojo brillante y muy abundantes.

  • Después de una semana, la secreción adopta un tono rosado o marrón, y el volumen suele ser menor.

  • Aproximadamente dos semanas después, la secreción se vuelve de color marrón claro o amarillo y la cantidad es mucho más clara. Acabará desapareciendo por completo.

¿Los loquios son similares a la menstruación?

Los loquios se diferencian de la menstruación en que el sangrado es más intenso y suele tener coágulos. Es normal que estos sean del tamaño de una ciruela. También dura mucho más que un período normal.

Las similitudes con la menstruación es que la descarga puede tener un olor rancio.

ARTÍCULO RELACIONADO

Trucos y consejos
¿Cuáles son los síntomas de la depresión posparto?

Conclusiones

Los loquios pueden ser un poco complicados de gestionar, pero forman parte del posparto y pronto desaparecerán. Ten a mano toallitas higiénicas y utiliza una compresa más absorbente por la noche o cuando tengas un flujo más abundante.

Tu cuerpo está pasando por muchos cambios mientras se recupera del embarazo y el parto. Junto con el cuidado de tu recién nacido, tienes muchas cosas que hacer durante estos primeros meses y semanas. Si alguna vez dudas de lo que es normal y lo que no, o bien deseas recibir asesoramiento profesional sobre tu situación personal, consulta a tu médico de inmediato. Pedir ayuda y apoyo adicional a tu pareja o a tus seres queridos también puede hacer que los altibajos de este período sean más fáciles de llevar.

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. A continuación, se incluye una lista con las fuentes utilizadas para elaborar el artículo. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.